Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

‘Thigh Gap’, la nueva y peligrosa obsesión adolescente

angelesTon Vilanova
Puede que nunca hayas oído hablar de él pero en Internet es ya uno de los términos más buscados, todas las adolescentes lo ansían, tal y cómo lo muestran los ángeles de Victoria’s Secret. El ‘Thigh Gap’ no es otra cosa que tener un hueco entre los muslos con los pies juntos, sin que se rocen. Un “atributo” que tiene que ver tan sólo con la morfología de cada uno de nosotros, se tiene o no se tiene. El problema es que puede degenerar en un trastorno alimenticio… y ahí ya nos ponemos serios.
Desfile anual de los ángeles de Victoria’s Secret. Las modelos más bellas del planeta se transforman por un día en ángeles y lucen prendas de ropa interior y bikinis de lo más insinuantes.  Sus cuerpos son “perfectos” -si es que tal cosa existe-, sólo hay curvas donde tienen que estar, pura fibra. Son modelos y es su profesión, seguramente sea su morfología (y algún retoque por aquí o por allá). Cara Delavingne es buen ejemplo de ello.

Tratar de imitarlas es un error, pero es muy común. El último foco de atención de las más jóvenes tiene que ver con sus muslos y en el espacio que hay entre ellos.  Se denomina ‘Thigh Gap’ e Internet está lleno de “trucos” y ejercicios para conseguirlo. Los expertos ya han puesto el grito en el cielo, se tiene o no se tiene. “Están dispuestas a hacer dietas muy restrictivas y ejercicios absurdos para intentar cambiar algo que es consecuencia de la morfología de cada cuerpo", indica la psicóloga Lourdes Garoz a ABC.

Tal es la obsesión de las chicas por conseguirlo que "están dispuestas a hacer dietas muy restrictivas y ejercicios absurdos para intentar cambiar algo que es consecuencia de la morfología de cada cuerpo", señala la psicóloga Lourdes Garoz a ABC. Tan sólo quieren imitar a sus ídolos, lucir el bikini como lo hace Selena Gómez en la promoción de ‘Spring Breakers’.

Otra que no para de enseñarlo es Miley Cyrus. Si estáis pensando que el ejercicio de estirar el calzón todo lo que dé sirve para algo, no os obcequéis, se os van a quedar las piernas igual. Cosas de Miley, que se ve tan sexy en la revista V Magazine. Menos sensual resultó con su conjunto en la polémica actuación que protagonizó en los MTV Video Music Awards donde, lejos de engatusar al público, lució unos “muslos de pollo” que dejaron a más de uno patidifuso.

Todas imitan a las ‘it girls’ y todas las ‘it girls’ se fijan –de reojo- en Alexa Chung. La británica se lleva el título de las piernas más famélicas de la moda callejera y, como no, uno de los ‘Thigh Gap’ más escandalosos. Es lo que comúnmente se denomina “un chupachups”: todo cabeza y lo demás como un palo.

Beyoncé se lleva el título de ‘la tonta del Thigh Gap’  a la vista de estas imágenes. En la portada de ‘GQ USA’ con una notable separación, en cualquier de sus conciertos, con sus perfectos y muy trabajados muslos, siendo una de las mujeres más atractivas del mundo.

¿Efecto del PhotoShop? No lo dudéis… o si no me creéis, mirad esta foto.

Mucho retoque fotográfico, ese es el truco de las famosas. Pero tú ya no te vas a dejar engañar. Esta obsesión puede degenerar en un problema alimenticio grave, por lo que es importante que si notáis que alguien cercano está poniendo en juego su salud por esta quimera, solicitar la ayuda de un profesional en cualquiera de las muchas asociaciones contra la anorexia y la bulimia que hay en tu ciudad.