Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntadas con hilo y sin hilo de la Fashion Week Madrid: jornada 3

nndivinity.es
ULISES MÉRIDA

La Castilla de Mérida es tan sobria como potente

Largos rojos silueta con cuellos omnipresentes. Paños rojos con medias malvas. Punto de lana gruesa en ponchos nazarenos irregulares llenos de fuerza. Shorts milimetrados en negro, con piernas de espuma tupida y blusas blancas. Pasamanerías y cordones tradicionales, en cuerpos y hombros, raíces castellanas. Negro rotundo, Castilla sobria y pura. Amarillos intensos, morados, rojo español.
Ulises vuelve a su Castilla natal, Sara Montiel y sus cuplés sonando en el carrusel, para llenar los recuerdos de luz y austero e interesante costumbrismo.
⬆️ CON HILO
puntadas
MAYA HANSEN

Lás gélidas aguas de Hansen escarchan su rollo cañero

Vestidos brillantes con hilos de lúrex, metalizados, fieltros y neoprenos. Oro, plata, rosa y negro. Turquesas y hielos. Rejillas en 3D que evocan costuras clásicas, de empolvados ateliers. Vestidos corsés largos, encajes y lentejuelas. Más de lo suyo. Corsés rescatados con sus faldas de antaño. ¿Dónde quedó la Maya motera, la cañera, la libre? Que vuelva! Colección manida, con pequeños destellos de luz en las faldas plisadas negro y oro, en los vestidos largos en color y textura galleta, en algún corto y en los metales impolutos en los zapatos de myblüchers.
⬇️ SIN HILO
puntadas
ANDRÉS SARDÁ

El hotel de Sardá cobija a las estrellas

Una imponente Bibiana, con su perra Hope, nos dan la bienvenida a un hotel de sueños prohibidos, fuera la nieve y el eterno invierno.
Sujetadores joya, coulottes de vértigo, metales, encajes y tul. Chantilly, marabú y tules que chispean. Rojo potente, blanco tiza, negro brillante. Escamas Oro y plata, sirenas vip. Simulado pan de oro sobre pieles sensuales. Berenjenas, cacaos y óxidos.
Desfile rotundo con perfecto hilo conductor, inicio, desarrollo y desenlace, aunque Sardá repita la fórmula.
Y la diva, Bibiana, cierra en largo sirena y capa de piel Benarroch. Brava!
⬆️ CON HILO
puntadas
ROBERTO TORRETTA

El clásico Roberto viste a la metamoderna mujer

Vestidos abrigos en azul. Bombers con tobilleros de piel. Sastres anchísimos de cinturas altas y arquitectónicas en camel, femenino máximo. Minis de cuadros ingleses con blusas de escote V. Cuadros en sastres amplios y llenos de movimiento. Lanas naturales y prensadas en las mujeres clásicas y sofisticadas de Roberto. Solapas que se hacen cuellos, talles que envuelven cinturas. Sastres de cuadros azules con blusas berenjena y abrigos importantes en azul 'poseidón'. Chic. Jumpsuits negros, ultra urbanos. Esmoquin asimétricos. Homenaje a Bowie enlooks noche de paillettes rosas y negros. Con punto.
 
⬆️ CON HILO
puntadas
ETXEBERRÍA

Etxeberría fuerza la tuerca y enloquece

Vals Número Dos, Strauss. Trincheras y calcetines de montaña como burdo atrezzo a piezas de pelo más que importantes. Una mujer lánguida baila en un campo de batalla con un brutus escocés. Riesgo. Abrigo rojo y negro. Patckwork en camel, azul y negro. Se congela el aire cuando sale la pieza más brutal, un vestido abrigo de pelo. Zorro y negro, biomio de impacto. Respiración contenida. Pelos, napas, antes que se mezclan brutalmente con príncipes de gales y neprenos esmerilados, patas de gallo y negros sólidos. Potencias. Y llega lo que debería haber sido el inicio del desfile, abrigos de plumas blancas, y abrigos de plumas negras. Y cuando el vals hubiese cobrado todo su sentido, yo imaginando a un bailarín eslavo rasgando el denso aire, suena Piaf y llega el carrusel. Rien de Rien.
Colección tan compleja como costosa. Trabajo de altura y desarrollo de desfile desigual. Pero con mucho mérito.
⬆️ CON HILO
puntadas
TERESA HELBIG

Helbig cumple años sin arrugas y llena de intenciones

Cuadros de cuerda en tobilleros y faldas botella. Bodys glitter de cuello cisne. Faldas rayadas con blusas camiseras. Abrigos de pata de gallo con canesús superpuestos. Abrigos rosas con cinturillas tartán. Abrigos campana en rosa. Cortos rayados que brillan sin deslumbrar. Lentejuelas, lamés, purpurinas, lanas y sedas en sus largos soñados. Las mujeres de Helbig son anarquistas, románticas, pervertidas, urbanas, nostálgicas leen a Wilde y escuchan a Bowie. Y saben que 20 años es más que un viaje en su tiempo.
⬆️ CON HILO
puntadas
MARÍA KE FISHERMAN

¿A qué colegio van las niñas gore de Ke Fisherman?

Charol elástico, yo-yós, canicas, palillos japoneses, látex, grafismos orientales y blusas con faldas de tablas. Colegios suburbanos. Pijamas, pelos de plástico, charoles fruncidos. Terciopelos obtusos. Adolescencias sin inocencia. Vestidos estampados de punto y estructuras de lana que tienen destellos de luz. También el punto ajustado de tricot pixelado con estampaciones movie y las botas celeste pop. Las niñas pseudo punk de Ke Fisherman no tienen todo el flow que nos vendían. Esperaremos.
⬇️ SIN HILO