Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntadas con y sin hilo de la tercera jornada de la Fashion Week Madrid

con hilodivinity.es
ULISES MÉRIDA
Ulises moldea formas con manos de arquitecto y mezcla materiales con osado riesgo
Pitillos altísimos de talle con chaquetas arquitectónicas. Faldas tubo negras con blusas blancas. Cinturones XL con cuellos de pelo, negro sólido y azules noche. Binomios. Vestidos asimétricos azules que juegan con verdes. Vestidos ampulosos multicapa rozando el barroquismo. Paños, terciopelos, neoprenos, moharé, lúrex, organzas. Mestizaje en los materiales. Los cueros metalizados bordean límites. Colección arriesgada. Ojo.
CON HILO ⬆
Colores contenidos para una colección muy femenina
ESTHER NORIEGA
Las pequeñas cosas de Noriega importan
Punto beige en largos delicados abren un desfile sereno y romántico. Los materiales tradicionales retados por la tecnología, cortes con láser, juegan un papel importante en la fábrica de ideas de la diseñadora. Cinturas marcadas y grandes volúmenes. Flecos, volantes, astracán simulado. Faldas largas cuajadas de volumen con blusas negras. Pata de gallo, flores y pétalos en blanco y negro en abrigos collage impecables. Vestidos cortos rosas, sutiles unos, llenos de plumas que vuelan otros. Sueños que evocan infancias. Cuellos potentes de pelo y boleras, mangas de piel. Femenino invierno. Aguamarinas, turquesas, azul iceberg, visón, rosas, negros... Algunos brocados tornasol se desligan de una colección femenina y limpia, pero no enturbian los serenos tiempos de Noriega, que se detiene en la vida para disfrutar de las pequeñas grandes cosas.
CON HILO ⬆
Experimentando con los patrones y tejidos
ÁNGEL SCHLESSER
Las masculinas mujeres de Ángel son serenamente femeninas, seguras y dueñas de mil mundos
Abrigos militares de doble botonadura en marino rotundo. Pantalones anchos con abrigos sin mangas. Fuerza. Faldas trapecio. Estampados mini, sobrios. Lanas, franelas, tweed. Jumpsuits anchos y tobilleros. Ciudad. Flores relieve en faldas midi. Binomios. Abrigos de cordero afgano. Cálido camel. Cuadros blancos y negros en paños llenos de fuerza. Faldas largas de flecos de lurex con cuerpos sobrios. La noche es larga, con vestidos columna impecables, en amarillo vibrante, verde bosque, granate... La serena elegancia de Ángel.
CON HILO ⬆
Una mezcla de los códigos masculinos y femeninos
AMAYA ARZUAGA
Las campanas y los trapecios de Amaya siguen siendo
Vainillas y negros son la base de Amaya en una colección de patrones evasé, trapecios y superposiciones de capas cortadas con láser. El verde jade y el azul zafiro rompen monotonías. Campanas, largos mezclados. Lanas acolchadas, franelas y punto cálido frente al frío neopreno. Vestidos cortos y abrigos vainillas llenos de geometría y calor. Vestidos largos con volúmenes infinitos en verde, azul, granate bajo capas negras importantes.
Amaya y la identidad. Sin riesgo.
CON HILO ⬆
El origami se cuela en la pasarela
ANA LOKING
El otro yo de Loking vive en los espejos y juega entre el es y no es.
Verde y beige en mohair, tejidos de doble cara que juegan a ser uno y otro. Vestidos asimétricos, piernas que aparecen. Pelos sintéticos teñidos que estallan de color y juegan a ser zorro. Chocolate y cuarzo rosa en abrigos de estructuras y doble cara. Superposiciones que resultan. Trenchs reinventados. Ellos y ellas. Faldas de flecos volátiles con blusas ligeras. Mujeres. Paños de lana en 3D. Cadmios, rosas, turquesas, blanco, cobre, curry... Paleta extensa que acaba en negros ónice. Potente. Cueros metálicos que no son cuero. Plisados que no lo son. Zorros que nunca fueron. Lo que es y lo que parece. La doble identidad de Loking tiene rollo.
CON HILO ⬆
La diseñadora apuesta por una paleta más relajada
DEVOTA&LOMBA
El bosque verde y la cálida ciudad de Devota&Lomba
Siempre hay rincón cálido en el fondo de un bosque, en el final de una calle. Capelinas damero en paño blanco nuclear con pantalones anchos en toffee. Jumpsuits negros ligeros y anchos. Superposiciones en blanco y negro. Cuadros diagonales. Punto black con paños multicapa en faldas cortas. Baberos negros sobre blusas azules. Del bosque a la ciudad, del verde al negro y blanco. Piezas de impoluta lana blanca y gabardinas verde intenso y dan luz a una colección que cabalga entre un bosque fresco y un café con leche en la ciudad tras una nevada.
CON HILO ⬆
Tonalidades suaves que provocan contrastes
JUANJO OLIVA
Los dos desfiles de Oliva. Inicio farragoso, desenlace exquisito.
Un jumpsuit negro en glitter abre desfile sobre una alfombra tricolor. Faldas campana plata con blusas negras. Largos transparentes con pieles cortas. Lunares negros sobre monos semitransparentes en amarillo, en verde. Capas. Abrigos con pelo. Vestidos largos escama, mates, anteceden a brillos verde esmeralda. Más largos brillantes con sueños de print, lamés excesivos. Sirenas alejadas del universo de Juanjo. Dos piezas rosas de buen sastre alivian el brilli. Un vestido verde, casi camisero, largo, con cuello cisne plisado, exquisito, nos hace recordar al Oliva de antaño. Y la alfombra, por fin, se torna elegante con sus vestidos columna de lana blanca, los jumpsuit con capa, los largos impolutos. Blanco, blanco, más blanco. Luz. Colección desigual, con algunas salidas inexplicables, y un final sublime y nostálgico.
CON HILO ⬇
juanjo oliva