Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntadas con y sin hilo de la segunda jornada de la Fashion Week Madrid

Segundo díadivinity.es
ULISES MÉRIDA

La luz de Ulises mira a un mediterráneo que huele a maletas que recorren Europa

Rayas marineras y cinturas historiadas. Blanco puro y toques de azul. La tarde se torna plata, como los atardeceres serenos. Arenas tostadas que beben de espumas de un mar mediterráneo limpio y luminoso. Vestidos ligeros sin mangas y rayas eternas. Gasas, linos y voile de algodón.
Mérida sigue viajando con la mejor luz y pasos elegantes.
⬆️CON HILO
Segundo día
MONTESINOS

Francis huele a naranjas, a pólvora, a fallas y flores y no descansa en su popular estridencia

Faldas de redes de pesca, punto troquelado, rayas, flores, rizos de mar en sus puntillas y locuras. Blanco y azul, tierras y corales, naranja intenso.
Vestidos casi de zíngara, mujeres de raza. Punto y faldas de rayas marinas, marineros del momento.
Francis sabe explotar, digan lo que digan, raíces y patrias.
⬆️CON HILO
Montesinos

JUANJO OLIVA

La ciudad de Oliva esconde una selva femenina, lujosa y hechizante

Colas vaporosas de flores, prints exquisitos y una imponente Nieves Álvarez abren un desfile de magias y mundos. Casacas con capucha, largos eternos, pantalones anchos con cazadoras súper femeninas. Aires folks, los setenta lujosos y amazonas sin tiempo ni edad en una ciudad soñada. Verdes, blancos, grises, negros sólidos, amarillo, cadmio, guindilla... Paleta de una selva en la ciudad. Puntos bordados, transparencias medidas, Oliva sabe milimetrar la feminidad con maestría y consigue una colección tan rotunda y brutal como sus jumpsuits de rayas blancas y negras. Bravo!
⬆️CON HILO
Segundo día
ANA LOCKING

El Pensador de Locking tropezó en una alfombra de rancia cuna y perdió la cabeza

Camuflaje militar en looks ultra urbanos, contrapuntos. Faldas, pantalones de talle recto, sobrefaldas y shorts al límite. El camuflaje para Ellos, en sastres guerrilleros con cinturilla; para Ellas en faldas con cola que se rizan con guiños de gitana. Volantes con print militar, flores con simuladas perlas en cadenas. Azules con verdes pistachos, psicodelias en morados y añiles. Glitter azulón. Dicho todo suelto podría tener mil puntos, visto todo junto y sobre alfombras clásicas de abuela de rancio abolengo pierde el sentido. Me lo expliquen...
⬇️SIN HILO
Ana Locking
HANNIBAL LAGUNA

Cuando Laguna sueña puro por una vez y el subconsciente le despierta y le tira un puñado de strasss

Largas noches de espaldas al aire y cuellos cisnes. Laguna empolva sus rosas y huye de sus tornasoles con alivio, aunque siga con sus lavandas y sus lilas licuados. Esta vez el rosa cuarzo gana. Bustiers de escote barco, piezas de curtido maniquí y de repente la noche negra, que no oscura. Gargantillas de flecos de oro, etnias. Pero duró poco esa noche lujosa y a traición volvieron los salmones de rancias madrinas, las centellas trasnochadas y el tedio de esa muselina que ya siempre parece flotar con el mismo viento, con la misma organza... Verdes agua, salmón, melocotón y tedios... ¿Por qué, señor Laguna, no aguantó la noche en sus perfectas maniquís del arranque? Yo me quedo con sus puntuales purezas y le arranco cristales de más a sus mil y una noches. Ay por Dios.
⬇️SIN HILO
Segundo día
DUYOS

El jardín de Duyos huele a camelias en flor y brilla con la exquisitez de las peonías

Pétalos, brillo y delicadeza. Sutil plumeti en largos vaporosos. Vestidos cortos de flores relieve, jardines de camelias y peonías. Pantalones de talles altísimos y fruncidos de rayas, blusas ligeras de lunares, cinturas donde nacen las flores. Vestidos romance, largos y amplios, ligeros y llenos de flores en los escotes... Chic. Su paleta es sutil como los jardines de los sueños.
⬆️CON HILO
Segundo día
ION FIZ

El crucero de Ion navega con glamour natural por una puesta de sol dorada y norteña

Una pamela plato de rafia cobija de un cálido sol las rayas marinas con vivos rojos de unos bañadores que huelen a los 50, cruceros de una edad con un glamour sin etiquetas, desenfadado y sencillo. Sombrillas de rayas satinadas para ellas, camisas bata para ellos. Vestidos ligeros como brisas marinas. Azul bebé, mocasines y sandalias de oro, pisadas de sol. Vestidos de punto tricolor. Jumpsuits azul denim. Blanco y negro, bermudas con blusas románticas abullonadas. Platas satinadas, como el mar al atardecer, en blazers, mocasines y pantalones rectos, en petos falda con blusas blancas. Trenchs negros con cuellos y puños en oro. Vestidos sirena con red de pesca bordados con joyas de un mar soñado. Vestidos cortos en blanco y oro donde se pone el sol. Así es el sueño marino de Ion, como un paseo de costa en su Euskadi natal.
⬆️CON HILO
nacho