Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puntadas con y sin hilo: Cuarta jornada de la Fashion Week Madrid

David Delfíndivinity.es
De las ovaciones a los naufragios en la cuarta jornada de la Fashion Week Madrid. Líneas industriales de un osado David Delfín, femenino romanticismo de Hannibal Laguna, los grandes volúmenes en vivos colores de Juanjo Oliva, la vuelta al tecno de Carlos Díez y los indios y vaqueros de María Escoté.

Davidelfín. CON HILO

La ciudad de Delfín tiene puntos de color, aunque el mundo esté aburrido. Blazers de lana con cremalleras en fresa, verde, azulón, para ellos y ellas. Color en la ciudad, Delfin máximo. Jerseys multicolores de rayas. Trencas butano. Camisas invertidas, con cuellos en la cintura. Osadías. Trajes tobilleros de rayas paso de cebra. Delfín retorna al urbano con toques impactantes y rellenos de colección no siempre acertados. La troupe Delfin, Bibiana, Mario, Alaska, Rossy, Topacio, llenando el front row y Bimba abriendo desfile. Ovaciones.
Hannibal Laguna

Hannibal Laguna. CON HILO

Hanibal despierta, aunque no de brincos. Mujeres en muselina flotante abriendo desfile. Dos piezas en pantalones anchos tobilleros y cuerpos satinados. Antracitas y rosas. Talles altos en faldas cortas importantes con cuerpos de mangas en red y cristal que tienen su encanto. Bien por esos cortos, en champán y cristal, negro y oro, rosas, azules empolvados... Mal por los largos manidos que siguen recordando a certámenes de belleza americanos, tedio. Pitillos black con chaquetas satinadas o cuerpos en cristal y canesús flotantes. Fiestas urbanas para realzar los aburrimientos de Laguna. Al menos esta vez respira.

Juanjo Oliva

Juanjo Oliva para Elogy. CON HILO
Oliva no pierde su sello aunque firme para Elogy. Sus largos eternos son inconfundibles. Bien resuelto. Chalecos y plumíferos en oro sobre prints naranjas, blancos y negros. Salones oro. Forros naranjas. Líneas rectas y vivos negros en cortos fruncidos en plomo o naranja. Sin riesgo. Vestidos entubados en piezas simétricas, negro, azul, gris, con cinturillas estrechas en naranja y amarillo. Urbanos. Amarillos largos con vivos negros. Vestidos largos y jumpsuits con cremalleras en azul plomo, en naranja, en mostaza, negro y verde caza.  

María Escoté
María Escoté. SIN HILO

Hay Oestes y Oestes. El de Escoté es de estrellas de sheriff y lycra, flecos en napa y mucho negro. Divagaciones. Cazadoras de napa con focos extralargos sobre minis muy minis, en amarillo, en negro... Bien. Print de vaca en rosa y negro en pitillos y vestidos suntuosos. Respiros. Estampados mezclados que no dejan conciliar sueños, estrellas con prints animales, hojas y flores... Llamaradas sobre blancos inmaculados. Oestes perdidos con pequeños puntos de lucidez.

Carlos Díez

Carlos Díez. SIN HILO

Un vertedero sideral. Así son el sueño y la tormenta de Díez. Música electrónica ratonera para enloquecer a las ratas de un laboratorio sin tiempo ni lugar. Bolsas de basura convertidas en amagos de trench. Marcianos en naranja eléctrico. Puntos negros sobre fondos más negros. Capas con cremalleras y smiles en sudaderas rojas que tendrían su pequeño punto si el desfile no hubiese naufragado antes de terminar. Miedos.