Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los diez aciertos y los diez errores de la boda de Carla Goyanes

Nacho Montes escruta todos los detalles de la boda de Carla Coyanes y Jorge Benguria y nos regala su decálogo de reflexiones. Es magnánimo, hay diez positivas, pero inclemente, Dios te salve de aparecer en los errores.
Aciertos
1 La impresionante cola de dos metros y medio de Chantilly del Rosa Clará de la novia. Por ser el punto de atención de un vestido de impecable factura.
2 La espectacular mantilla con la que se veló a los novios en la ceremonia. Como manda la antigua tradición.
3 El espléndido total look en coral de la madrina. Por saber elegir el color, la factura de Jorge Vázquez y el tocado de un atuendo inmejorable.
4 El alta costura Giambattista Valli de Naty Abascal en blanco y coral. Porque él más puede ser más si uno tiene la clase para aguantarlo.
5 El divino largo morado de Elena Cue y su clutch en plata y morado. A pesar de que en las bodas sólo van de largo madrinas, hermanas y testigos, salvo que la organización especifique otra etiqueta.
6 El vitalista look coral, con corales en vueltas al cuello y en las muñecas de Anna Gamazo. Por gritar a los invitados el optimismo de una boda de verano en Andalucía.
7 El Caprile en lentejuelas y plumas verdes de Nuria March. Por festivo, atrevido y muy correcto en el corto.
8 Los generosos pendientes de la novia en brillantes y coral blanco. Regalo de la Familia Suárez.
9 La decoración de las mesas en rosas, lilas y morados, a cargo de Luis García Fraile. Por evocar el espíritu hechizante de las buganvillas mediterráneas.
10 El detalle inusual de la novia al dividir en dos su exquisito ramo para entregárselo a sus dos primos varones. Porque una novia debe hacer en su boda lo que le venga en gana.
Errores
1 El trapo corto morado de Miriam Lapique, tía de la novia. Por no tener piernas ni edad para tal vestido. Si es que iba vestida.
2 El espantoso grafiti en verde y negro de Cayetana Guillén Cuervo. Por infumable e inadecuado. Si lo diseñaron, que lo dudo, espero que no difundiese el nombre del inventor.
3 La tonelada y media de maquillaje de la abuela paterna de la novia, Nena Goyanes. Porque los polvos de Egipto después de un punto se convierten en argamasa.
4 El trasnochado drapeado floral de Maribel Yébenes, por no hablar de sus cirugías. Por saber cargarse en toda regla un Caprile.
5 La imposible sahariana blanca de José Campos salvo que uno esté en un camping en Kenia. ¿Los hombres no van con traje a las ceremonias de toda la vida de Dios?
6 El Donna Karan camuflaje de Montse Fraile, mujer de José María García. Como si cualquier cosa pudiese camuflarse.
7 El rojo y negro del vestido Juanjo Oliva de Laura Vecino, mujer de Rafa Medina. Por no saber elegir el atuendo a pesar de elegir a un buen diseñador.
8 El pañuelo y corbata esmeralda de Fernando Fernández Tapias. Por no saber a estas alturas que pañuelo y corbata jamás se llevan iguales como si fuera el coordinado del salón de los 80.
9 El rosa chicle de Dolce & Gabbana de Carmen Martínez Bordiú. Imposible decir “palabra de honor” que no se me cae.
10 Las camisitas salmón en manga corta de los componentes del grupo de jazz. Porque la música, sus artistas y sus indumentarias también forman parte de la boda, queridos.