Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez aciertos y diez errores en una boda... si eres la madrina

Nuestro experto en moda y estilo, Nacho Montes, continúa con este post su 'especial bodas' en el que repasa aciertos y errores de los protagonistas de cualquier enlace -invitados, padrinos y novios-. En este caso, su papel está en segundo plano, pero nunca pasa desapercibida cogida del brazo del novio. Hoy se vieste: la madrina.
Aciertos
1- La madrina es la única persona que va de largo, junto con la novia, independientemente de la hora de la ceremonia.
2- Sí por tanto a las madrinas de largo, pero sí también a madrinas a media pierna en ceremonias de mañana. ¿Por qué no?
3- Sí a los colores naturales. Pasteles, tierras, aceites, rosas, lavandas, aguas… Será mucho más adecuado que los potentes.
4- Sí a la mantilla con teja si la madrina se siente cómoda. Si nos sentimos disfrazados no es obligatorio llevarla. Un buen tocado siempre es acertado a cualquier hora.
madrina aciertos

5- Sí también, si se prefiere, a la madrina sin mantilla ni tocado. No hay cabeza obligada en las madrinas. Una cabeza natural y sin artificios y un buen vestido simple largo con taconazo puede ser más que un acierto.
6- Sí al taconazo. En sandalia, salón, stilettos… Pero no a la fiesta. No es lo mismo.
7- Las joyas pueden ser importantes pero ojo con el barroquismo. No es un evento.
8- Carteras, bolsos mini, clutch… Es lo único que se permite en una ceremonia.
9- Sí a los vestidos completos, pero sí también a los dos piezas, a los vestidos abrigo, a los vestidos con chaqueta... Todo dependerá del clima y lugar del evento.
10- Las madrinas en Black, sólo si son viudas y la boda es de tarde/noche, es un cómodo acierto.
Errores
1- No a las madrinas de cóctel o corto. Error de bulto.
2- No a los vestidos noche, al brilli brilli, al cristal, a los vestidos sirena. Eso es para el cine americano.
3- Si hemos elegido mantilla, o tocado, recordar que no se quita en mitad de una ceremonia. Nunca. No a esas mujeres que arrancan sus cabelleras cuando les molesta lo que se pusieron al salir de casa. No a los moños artificio que obligan a las madrinas a soportar jaquecas y caras de angustia.
5- Los colores impacto son un error garrafal. No a los rosas chicle, a los naranjas butano, a los fresas excesivos… No hace falta que nos vean a siete leguas. No somos boyas en alta mar.
5- No al plano con un largo de madrina, salvo por temas de movilidad o salud. Nos hará tapones enfundados en tela.
madrina errores

6- Prohibida la bisuta al por mayor, por fina que sea, el exceso de metal, el culto al oro, los brillantes por kilos…
7- No a los bolsos, ni a no llevarlos. Una madrina no debe ir sin bolso pero tampoco debe arrastrar un lastre.
8- Ojo con los maquillajes fantasía. No somos Drags. Ni si quiera en las bodas de noche.
9- Una madrina enfajada en tan tremenda como una holgada. Ni excesos ni defectos en la cantidad de la tela. Si no podemos comer porque nos revienta el vestido es que no hemos acertado con el talla del traje.
10- Huir de aquella moda ochentera de forrar zapatos y carteras con la tela exacta de los vestidos. No somos sofás. Lo dispar triunfa.