Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tamaño del tacón sí importa: 10 aciertos y errores a la hora de elegirlo

Nacho Montes, nuestro experto en moda y protocolo, no concibe la duda en este asunto: viva el taconazo "para casi todo". Reuniones, bodas, comuniones... y en cualquier "edad y tipo de mujer". Sin embargo, siempre hay excepciones. Cuidado con los funerales (no es muy recomendable sobresalir demasiado) y, "si no los sabemos usar, es mejor uno intermedio". Sigue leyendo más recomendaciones.
tacones1

Aciertos
1.- Sí al taconazo para casi todo. Un taconazo no implica fiesta. Todo depende de los materiales.
2.- En reuniones laborales, entrevistas de trabajo y el día a día un taconazo en materiales naturales (ante, piel…) y en todos los formatos (botas, botines, salones…) es perfecto.
3.- En ceremonias de día, bodas, comuniones y eventos diurnos, vestidos cortos o trajes de chaqueta con tacón medio o taconazo natural. Salones altos sería lo perfecto pero se puede usar plano o tacón medido.
4.- En funerales y ceremonias de duelo (casi siempre son diurnos), tacones intermedios y cero exceso.
5.- Almuerzos, ceremonias de té y eventos de media tarde. Seguimos con tacones sólo en materiales naturales y salones altos si se quiere.
6.- Cócteles y eventos de tarde noche. Tacón al poder y materiales enriquecidos. Cristal, sedas, aplicaciones de metal, zapatos joya, pluma…
tacones2

7.- Eventos de pura noche y fiesta. Aquí vale todo. Taconazo, extravagancia, geometría, esculturas en los tacones.
8.- En las mañanas salones y botas, en las noches sandalias.
9.- Sí al tacón en cualquier edad y tipo de mujer. Unos centímetros de más siempre estilizan y moldean formas. Si hay problemas de salud o edad avanzada se permite el plano en todo momento.
10.- Se puede permitir el cambio de tacón a mitad de la noche cuando una es la novia, o la protagonista de un evento y lleva calzada muchas horas. Sólo para estas situaciones aunque lo ideal sería que el calzado fuese adecuado para cada uso, lo que implica saber las horas que los llevaremos puestos.
tacones

Errores
1.- Es un error común creer que el tacón es lo más para bodas y ceremonias. Ojo con las formas y materiales. Un taconazo diurno puede encumbrarnos o arrastrarnos por el fango.
2.- Hay tacones para todo. Un taconazo de muchos centímetros puede ser perfecto en una reunión de trabajo pero si es de aguja (stilettos), por ejemplo, nos puede convertir en meretrices.
3.- No a las sandalias excesivas con taconazo por el día. A veces creemos que sandalia es sinónimo de mañana. Y el 90% de las veces son calzados de noche aunque llevemos los pies al aire. Y da igual si es verano o invierno.
tacones4

4.- No al taconazo en funerales y entierros. No es necesario dar que hablar cuando otros sufren y tienen la guardia bajada.
5.- Ojo con confundir almuerzo de trabajo con pelotón de salida. Para impresionar no es necesario brillar por los pies.
6.- Los eventos de tarde noche son semilleros de errores. Tan terrible es ir a una boda de mañana con zapatos de fiesta como ir a una fiesta con zapatos de patear el mundo. Ojo con las neutralidades.
tacones5

7.- Fiesta y máxima etiqueta no son lo mismo. No es necesario ir de cabareteras a una recepción nocturna de Estado. No es lo mismo una Gala de los Óscar que unos Premios Nobel, aunque vayamos de largo en ambas. En una red carpet, zapatos ultra noche. En recepciones nocturnas, taconazos sin estridencias.
8.- Nada hay más erróneo que mujeres con taconazos que caminan como cabras ebrias. Si no los sabemos usar es mejor un tacón intermedio, siempre.
9.- Ojos con los tacones con aplicaciones para llevar con vestidos largos. Si un vestido se engancha a un zapato nos hemos equivocado en el material del tacón.
10.- Las invitadas no deben descalzarse a mitad de un baile porque ellas lo valen. Si no aguantamos unos zapatos es que hemos elegido el calzado incorrecto.
tacones6