Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo hay que ir vestido, según quién seas, a una misa pontifical?

Sobriedad absoluta y estricto seguimiento del protocolo son las pautas obligadas en un evento de estas características. En las ceremonias de respeto no vale el 'esquivo el protocolo' porque sí. Repasamos las claves.
1.- Las reinas católicas europeas van de blanco por dispensa papal. Con mantilla blanca.
1

2.- Las princesas e infantas van de negro. Dos piezas, vestidos cortos o vestidos cortos con abrigo. Mantilla negra engarzada en plano con púas o peinas. No con teja.
2

3.- Las mujeres de estado no monárquico (presidentas de gobierno o representantes oficiales de gobierno, ministras, primeras damas…) acuden también de negro, con tocados simples. Trajes dos piezas o vestidos cortos.
3
4.- El calzado en todas estas mujeres es el equivalente a una ceremonia de mañana. Medio tacón y salones simples.
5.- Los reyes y príncipes herederos van con uniforme militar de gala, insignias y condecoraciones de rango mayor.
4
6.- Los presidentes de Gobierno y jefes de Estado no monárquico van con traje de ceremonia, es decir, igual que si fuesen a una ceremonia de mañana. Trajes marino, gris o marengo, camisa blanca y corbata oscura.
7.- Los acompañantes de presidentas de Gobierno llevan atuendo básico de ceremonia. Traje oscuro y camisa blanca. Corbatas simples, sin estampados.
8.- Las mantillas tienen el mismo protocolo que un tocado, jamás se quitan después de una ceremonia, ni para un cóctel de pie, ni para un almuerzo, té o cena.
5
9.- Las joyas pueden ser importantes, históricas según las casa reales a las que representan, pero no ostentosas. Perlas y brillantes en justa medida.
10.- Los guantes, al contrario que cualquier tocado de cabeza, se quitan siempre para el besamanos y para sentarse a una mesa.