Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo, cuándo y dónde llevar bien una mantilla

1divinity.es
Cospedal y Sáenz de Santamaría han sido las últimas, pero no las únicas. Ni mucho menos. La mantilla, esa prenda cañí, se ha convertido en todo un icono para muchas famosas, nacionales e internacionales, que no han dudado en enfundarse una si la ocasión lo merece. Gaga, Cher, Mar Flores, Eva González, Norma Duval... Eso sí, no siempre procede ni cualquiera vale. Nacho Montes, nuestro bloguero experto en moda y protocolo, nos explica todos los secretos para llevarla con estilazo chic.
Aciertos a la hora de ponerse una mantilla
1.- La mantilla española es un complemento estrictamente ceremonial. Sólo se usa en bodas, duelos o festejos populares destacados.  
2.- En bodas se reserva sólo para la madrina, salvo que se indique en la etiqueta que lo pueden llevar todas las invitadas.
2

3.- Llevarla con vestido largo o tobillero y de mangas largas o francesas es lo más adecuado.
4.- Las joyas pueden ser importantes pero solitarias.
5.- Los escotes moderados y con hombros siempre cubiertos.
6.- En eventos sociales de respeto o duelo, un total look negro es perfecto aunque nos parezca anticuado.
7.- En oficios religiosos, Semana Santa y recepciones vaticanas es un signo de respeto. Las mortales las llevarán en negro, las Reinas reinantes españolas y algunas reinas europeas católicas tienen dispensa papal para llevarlas blancas ante el Papa. También las mujeres embarazadas en el protocolo social.
4
8.- Si las invitadas llevan mantilla porque lo indique el dress code, ésta debe de ser más corta que el vestido y debe ir sujeta a los hombros para que no vuele.
9.- La mantilla se queda puesta durante todo un oficio evento o ceremonia. Actúa como un tocado.
10.- La mantilla exige tacón. No se debe llevar con plano pero tampoco con fiesta. Un salón alto será perfecto.
Errores y abismos
1.- Usar la matilla como un elemento festivo es un error común que convierte a algunas mujeres en meretrices de ocasión.
2.- Llevarla más larga que el vestido corto es una tragedia griega.
3.- No a la mantilla con vestido cóctel. Jamás.
4.- Mantillas teñidas del color del vestido son de barata farándula, lo lleve quien lo lleve. No es un coordinado de sofá.
5.- Usarlas con extra joyas XXL es ordinario y contradictorio con el respeto, que es su objetivo original.
3
6.- Llevarlas con vestidos escotados y de espaldas desnudas es vulgar.
7.- Sandalias de fiesta y stilletos de vértigo son incompatibles con una mantilla.
8.- Quitárnosla cuando nos molesta es un extendido y terrible desacierto. Al igual que un tocado, no se arranca cuando nos cansamos.
9.- Llevarlas con pelos cardados e imposibles recogidos tampoco es necesario.
10.- Usarlas de mala calidad, reinventadas o con peinetas o tejas que imitan carey es una oda al mundo chino no recomendable