Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dani Rovira y sus ocho rincones madrileños

Dani Rovira es el chico de moda. Sus 'Ocho apellidos vascos' reventaron la taquilla, y ahora han cobseguido tres nominaciones a los premios Goya del 7 de febrero, entre otras, la suya como Actor Revelación. Él, acostumbrado hasta hace poco a hacer reír en 'petit comité' en sus monólogos, recibe estos éxitos entre agradecido y abrumado. Su vida ha cambiado bastante en los últimos dos meses, pero está intentando que Buyo y Carapapa, sus "perretes", como él los llama, no lo noten demasiado. Por eso sigue dando paseos casi cada día por Madrid Río (cerca de su casa, un octavo con una terraza que da directamente al cielo madrileño) y el Parque Tierno Galván. Eso sí, el mejor rincón para enamorarla es... "éste que hay entre lo que viene siendo el lateral y mi brazo". Así es el Madrid de Dani.
1. Tu rincón favorito para comer rico…
Más que porque se coma rico, que también, sino un par de sitios donde quedo con mis amigos. Prácticamente cada mes o cada dos meses vamos a 'La vaca argentina' de la calle Bailén. Y otro el 'Calpuñetes', cerca de la Plaza de la Villa, que es donde vamos a comer la carne y los calçots siempre que nos juntamos los colegas: Quequé, David Broncano, Coronas… Son los típicos sitios que te los cierran y luego te dejan allí hasta las cinco o las seis de la mañana… ¡pero eso no se puede decir!
dani
2. El mejor gin&tonic…
Fíjate que el mejor es en mi casa o en casa de uno de mis colegas. Como ahora venden en los supermercados todas esas cositas… ¿cómo se llaman? El eneldo, pues donde mejor me ponen los gin&tonic es en mi casa porque tenemos la botella en la mesa.
3. El primer lugar que te viene a la mente al pensar en Madrid…
La glorieta de Embajadores. La calle Sebastián Elcano, un poco por detrás del Cico Price, es el primer sitio donde viví en Madrid. Toda esa zona me trae muy buenos recuerdos. ¡Y no tiene nada que ver con las cundas, ¿vale?!
4. Una terraza desde la que subir al cielo…
Vivo en un octavo piso y como tengo perretes tengo la suerte de tener una terraza súper chula. Ahí he pasado dos veranitos muy chulos donde hemos pasado noches muy divertidas. A veces se van las estrellas. Y sí que es verdad que tienes unos atardeceres muy bomitos. Eso que dicen es verdad: los atardeceres de Madrid son los más bonitos del mundo. Eso de que la polución y no se qué… no: Madrid tiene unos atardeceres que se te va la olla.
dani
5. Para reír a carcajadas…
Estamos haciendo funciones en el Teatro Marquina con 'Te ríes de los nervios'. Pues los ratitos previos en el camerino con Quequé, Broncano y Coronas son cosas que no podrían hacerse públicas ni salir en la tele porque iríamos a la cárcel… pero nos lo pasamos que no es normal. ¡Si esos camerinos hablasen!
6. Para llorar con un poquito de intimidad…
No lo sé. El Retiro está muy bonito para llorar. Yo cuando voy al Retiro es para llorar. No es que yo vaya allí y luego llore porque surja, sino que me levanto yo con el cuerpo de llorar y me voy al Retiro. Me monto en una barca y lloro. Si está lloviendo mejor porque así no se nota.
dani
7. Un rincón para enamorarla…
Pues mira, el rinconcito este que hay entre lo que viene siendo el lateral y mi brazo. Ese es un rincón para enamorarla maravilloso (risas).
 8. Un rincón de Madrid para desenchufar de Madrid…
Tengo la suerte de que la zona donde vivo, el barrio de los Metales, por Legazpi, está muy cerca de Madrid Río. Me gusta mucho porque salgo a correr y desenchufo. Y el Parque Tierno Galván, donde me pego las tardes paseando con los perros y hay momentos en los que se verdad parece que no estás en Madrid. Te subes una especie de loma, no oyes nada y hay árboles… Ahí es donde consigo desenchufar y que la gente desenchufe conmigo, porque no suele haber mucha gente y estoy tranquilo. Y me siento con mi librito. Y jugando con mis perretes. Y me puedo pasar dos o tres horas y se me pasa el tiempo volado.
dani
Fotos: Esther L. Calderón