Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zaz, la nueva Edith Piaf

zazdivinity.es
"Quiero amor, alegría, buen humor, tu dinero no hará mi felicidad, papa-para-papa-parai". Con este pegadizo estribillo, pero en francés, se presentó al mundo hace tres años Zaz, una chica residente en París con estilo jazzy y look libre, cuyo videoclip se movió por medio mundo casi como un viral hasta vender más de 1.8 millones de copias. Ahora presenta en un concierto exclusivo en Madrid su segundo trabajo, 'Recto Verso', cuyo luminoso single, 'On ira', es ya un éxito. Conoce a esta Edith Piaf optimista de 33 años, amante del kung fu y los colibrís, cuyos temas no podrás dejar de tatarear.
zaz

Isabelle Geffroy (Tours, 1980) supo desde los cinco años, cuando comenzó a tocar el piano, la guitarra y el violín en el conservatorio de su pueblo del sur de Francia, que un día el mundo cantaría sus propias composiciones. Su madre, profesora de español (que le enseñó el idioma), y su padre, trabajador de una compañía eléctrica, también lo intuyeron al escucharla manejarse con el pentagrama con sus dos hermanos.
La primera oportunidad vino con una gira por todo el país como solista de una orquesta, una época en la que se fraguó su apodo al firmar el contrato con una 'z' en el nombre. De 'Izabelle' se llegó a 'Zaz' cuando se mudó a París, donde aprendió a rapear por Montparnase y a improvisar jazz y soul en los cafés del Barrio Latino.
zaz
Un día contestó a un anuncio que buscaba 'una voz de jazz cascada' y tres años más tarde, en 2010, sonaba ya su primer álbum, que se construyó a base de ritmos eclécticos entre canción francesa a lo Edith Piaf, jazz, soul y blues.
Casi seguro que ya has escuchado su hit más conocido, 'Je veux' ('Quiero'). El vídeoclip de este tema y algunas versiones que ella misma grabó por las calles de París con su amigo y también compositor Raphaël Haroche se convirtieron entonces en un fenómeno espontáneo de boca-oreja en internet.
Su pegadizo estribillo ("Je veux d'l'amour, d'la joie, de la bonne humeur, ce n'est pas votre argent qui f'ra mon bonheur") ha acabado por ser una especie de himno espontáneo al optimismo en tiempos grises y ha recorrido recorrido varios continentes. Lleva vendidos 1.8 millones de copias por todo el mundo.
zaz
En su ipod podrás escuchar de todo, pero en la lista de favoritos seguro estarán las 'Las Cuatro Estaciones' de Vivaldi, Ella Fitzgerald, Enrico Macias y Bobby McFerrin. Pocos saben que usa el kung fu y la meditación para relajarse. También baila break-dance.
Los que la conocen aseguran que tiene un carácter idealista y alegre. Y que habla por los codos. Eso sí, hay dos cosas de las que no suele explayarse en los medios. La primera es que todo el dinero que recauda con su merchandising va a una asociación que protege a los colibrís. La segunda sobre su chico, un músico llamado Xavier, "un buen hombre", "respetuoso y tranquilo" y quien "realmente sabe canaliza mis sentimientos", ha dicho en alguna de las escasas declaraciones sobre su vida privada.
zaz
Zaz presenta ahora, gracias a Divinity, su segundo álbum en Madrid, que sacó en Francia el mes pasado y ya es uno de los más vendidos. El primer single de 'Recto Verso', titulado 'On ira', será la banda sonora del canal y su 'Divinity Women World'.
zaz