Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Björk vuelve para compartir su dolor

Bjorkdivinity.es
Si tu próximo disco no se filtra en la red no eres nadie y Björk siempre ha querido ser alguien. La gran reina Madonna ya sufrió la acción de los hackers a finales de 2014 cuando grabaciones sin terminar de su 'Rebel Heart' aparecieron publicadas en internet. Ella calificó el pirateo de “acto de terrorismo” y el revuelo provocó una espectacular subida de las preventas en iTunes. A Björk el 'atentado' le ha salido incluso mejor, tanto que algunos sospechan que el hackeo forma parte de la estrategia de lanzamiento. El nuevo álbum de la islandesa de 49 años, 'Vulnicura', iba a salir en marzo pero se filtró en enero. En esta ocasión estaba terminado así que dijo “Saquémoslo ya” (Como cuenta en esta entrevista en la BBC, tomó esa decisión rápidamente a pesar de que le aseguraban que podían borrar los archivos publicados en la red).
Total ¿Para qué esperar? El álbum es una especie de revulsivo tras la ruptura con su pareja de la última década y padre de su hija menor. Así que cuanto antes se ponga en marcha la catarsis, antes se irá el dolor. Se supone. Porque 'Vulnicura' transmite dolor, mucho dolor. El título ya avisa de lo que viene: curar heridas viene a significar esta palabra procedente del latín. Pero por si esto es demasiado críptico, la portada no deja lugar a dudas y la muestra así.
 
Bjork
'Vulnicura' es un disco bellísimo que encantará a los fans de Björk y probablemente también a aquellos que la adoraron al principio pero luego se cansaron un poco. Pero no es el disco más adecuado si acabas de sufrir una ruptura amorosa. “¿Te quería demasiado?” “Sin amor siento el abismo” “La familia era nuestra misión sagrada y tú la has abandonado” “Traicionaste tu corazón” son algunas de las frases que canta. Eso sí, lo hace con esa voz tan extraordinaria que hace que quizás merezca la pena la laceración.
El hombre al que deben de pitar los oídos a todas horas es Matthew Barney, un artista y realizador de vídeos de 47 años. Además de por ser pareja de Björk, es conocido por un vanguardista ciclo de películas, fotografías, esculturas y dibujos llamado 'Cremáster', como el músculo que sujeta los testículos. ¿Qué esperabáis? ¿Qué fuera un empleado de banca? Estamos hablando de Björk.
Björk
Esa familia que Barney ha "abandonado" incluía a Isadora, la hija de 12 años que tiene la pareja. Björk tiene además otro hijo de 29 años de su hasta ahora único marido, el guitarra de The Sugarcubes, su primer grupo.
Por si 'Vulnicura' no fuera suficientemente triste (y bello, insistimos), Björk invita al más célebre trovador de la tristeza, Antony Hegarty, líder de Antony and the Johnsons, a cantar con ella 'Atom Dance'. “Deja que esta fea herida respire” dice la canción. Ella ya no aguantaba más con la herida tapada.