Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Divinitys a pesar de su belleza 'diferente'

Para ser Divinity no hace falta tener unas medidas de escándalo, ni ser alta, ni siquiera ser guapa o atractiva. Con tener personalidad y estar a gusto con uno mismo es más que suficiente. Si no, fíjate en esta colección de celebrities asiduas a nuestra web y a nuestro canal de televisión. Lady Gaga, Adele, Alaska, Bimba Bosé o Christina Aguilera no son guapas, ni altas ni delgadas, pero son iconos ‘divinity’ a todas luces.
Aquel que diga que la divinidad y la belleza van unidas está equivocadísimo. En Divinity nos encantan las mujeres de rasgos con personalidad que distan muchísimo de las guapas oficiales. Uma Thurman, Tori Spelling y Sarah Jessica Parker… No son desde luego lo que los cánones armónicos indican como "guapas". Sin embargo irradian belleza natural. ¡Y eso nos encanta!
Feas
Contamos con casos más extremos: Bimba Bosé, Lady Gaga o Rossy de Palma podrían entrar directamente en el grupo de gente "fea", pero gracias a su estilo propio, su look rompedor y su ausencia de complejos han conseguido erigirse como iconos del estilo. ¡Son divinitys a tope!
superfeas
Más allá de la cara también encontramos musas de la divinidad cuyos cuerpos también distan del 90-60-90 que supuestamente marca la perfección. Christina Aguilera, ha decidido abandonar la tiranía de las dietas y ser feliz con su sobrepeso moderado, aunque le haya costado algún que otro contrato discográfico: "Me dijeron que el hecho de que yo hubiese ganado tanto peso estaba afectando a mucha gente como los productores, los directores musicales… caí e intenté bajar peso rápidamente. Hoy les digo 'si, trabajáis con una artista gorda, ¡asumidlo!', a veces debes recordarles que no les perteneces, es mi cuerpo, no el suyo".  
Christina Aguilera no es el único icono del universo Divinity con kilos de más y redondeces corporales. ¡Adele nos fascina! Y qué decir de Beth Dito, la cantante de The Gossip. ¡No se puede ser más cool!
gordas
Alaska personifica a la perfección el ejemplo de la “divinidad diferente”. No es alta, no es guapa, no es delgada, su look es absolutamente extremo… ¡¡Y es divina!! Da igual su color de pelo, el tamaño exagerado de sus pechos o su gusto desmedido por el fast-food y la comida hipercalórica: Musa, icono, diva… No hay adjetivos suficientes para definirla.
Alaska
Ellos, también
Lo de ser una divi-celebrity de belleza diferente no es algo exclusivo del sexo femenino. Son varios los hombres que desbordan sex appeal y atractivo a pesar de no ser lo que se dice “guapos”.
Feos
Adrien Brody, Marc Anthony, Carles Puyol, Leo Messi… Ninguno de ellos es Brad Pitt o Andrés Velencoso y ni se les acercan pero su atractivo natural consigue derretir a las féminas de todo el mundo sin necesidad de contar con todos los atractivos físicos del marido de Angelina Jolie o Kylie Minogue.