Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Famosas que protagonizan su propio remake de ‘El Guardaespaldas’

GuardaespaldasCarlos Otero
El viaje que hace unas semanas realizó doña Letizia Ortiz a Estados Unidos sin el Príncipe Felipe y acompañada de su escolta ha disparado los rumores entre los periodistas más malepensados y meledicentes sobre la posibilidad de un romance adúltero entre la ex periodista y su guardaespaldas. Como no soy ni malpensado ni maledicente estoy convencido de que doña Letizia no vive por otro varón que no sea el Heredero pero este descabellado rumor me viene de perlas para repasar qué otras famosas sí sucumbieron a los atributos de los hombres que empezaron guardando sus espaldas y acabaron custodiando el resto de sus cuerpos.
Empiezo el repaso con la última en apuntarse al club de famosas rendidas a sus escoltas: Heidi Klum. Tras su divorcio con Seal, la guapísima rubia tardó bien poco en dejarse ver junto a su guarda protector. El cantante con el que estuvo casada siete años reaccionó de manera inmediata y aseguró que este romance no le pillaba de sorpresa: “Hubiese deseado más clase por parte de Heidi y que esperara a que nos separáramos antes de comenzar a fornicar con el servicio", declaró.
Guardaespaldas
Otra celebrity que para sentirse segura necesita que sus escoltas le abracen fuerte y le restrieguen cebolleta es nuestra adorada Scarlett Johansson. Los paparazzi pillaron a la actriz retozando con uno de los hombres de su equipo de seguridad.  Siempre podría ser que se trate de un escolta muy servicial que le proporciona abrazos sinceros mientras le ayuda con la crema bronceadora porque como he dejado bien claro no soy ni malpensado ni maledicente.
Guardaespaldas
Cuerpazos de seguridad del Estado
Doña Letizia no, pero otras princesas sí terminaron enrolladas con los hombres que se encargaban de su seguridad personal. El caso más famoso fue el de Daniel Ducruet y Estefanía de Mónaco. La princesa monegasca se quedó embarazada de su guardaespaldas en 1992. En 1994 tendrían otra hija y un año después se casarían aunque en 1996 la historia acabó de forma abrupta cuando pillaron al escolta salvaguardando las partes púdicas de otra mujer que no era la intérprete de “Ouragan”.
Guardaespaldas
Un guardaespaldas no fue suficiente para Estefanía y la hija de Rainiero y Grace Kelly reincidió con otro escolta: su tercera hija, Camille Maria Kelly, es fruto de su relación con otro de los encargados de su seguridad, Jean Raymond Gottlieb.
Diana de Gales también tuvo una historia de amor con uno de sus ‘gorilas’. Según la prensa sensacionalista la que hubiera sido suegra de Kate Middleton afrontó los cuernos de su marido con Camilla Parker enrollándose con su jefe de seguidad, Barry Mannakee. En 1987 la Casa Real británica le cesó en su puesto. Marcando un macabro precedente, el escolta murió poco después en un sospechoso accidente de moto.
Guardaespaldas
Britney Spears, también princesa, pero del pop, mantuvo un tórrido idilio con uno de las personas encargadas de su seguridad tras su separación de Kevin Federline. Este escolta, además, ha rentabilizado el affaire contando a los medios todos los detalles e incluso ha llegado a amenazar a la cantante con mostrar las fotos subidas de tono que ésta le enviaba al móvil.
Guardaespaldas
Romances pendientes de confirmación
Algunos idilios entre famosas y sus guardaespaldas nunca llegaron a ser confirmados, aunque todos los indicios apuntan a que estos escoltas hacían horas extras no remuneradas en las alcobas de sus jefas. La prensa extranjera publicó en 2007 unas incómodas fotografías de Angelina Jolie junto con uno de los responsables de su seguridad. “¿Demasiado cerca?” se preguntaba entonces la revista ‘Star’ en portada que publicaba las imágenes del romance en páginas interiores.
Guardaespaldas
La Otra Crónica de El Mundo hizo tambalear el matrimonio de Borja Thyssen y Blanca Cuesta con unas informaciones que apuntaban a que la enemiga número uno de Tita Cervera había engañado a su hijo con uno de sus guardaespaldas (que no es la persona de la foto). La baronesa, convencida de que el primogénito de Blanca es hijo del escolta y, por tanto, desconfía de la genética de su presunto nieto mayor solicitó a Borja que se hiciese las pruebas de ADN. Éste no accedió.