Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muertos de miedo: Las fobias de las celebrities

Fobiasdivinity.es
Las celebrities también tienen sus miedos y temores. Algunas son normales y otras tan extravagantes como ellos mismos.  Jhonny Depp entra en pánico con los payasos,  David Beckham no soporta el desorden y Madonna tiene brontofobia y claustrofobia, ¡lo pasa fatal con las tormentas y si en plena vorágine metereológica la metes en un ascensor ya se le saltan las costuras del lifting!
Famosas de “bajos” vuelos
Fobias
El miedo a volar es algo muy habitual. Esta dolencia se llama “aerofobia” y está muy extendida entre las celebs… ¡Y eso que se pasan la vida de avión en avión! La princesa Mette-Marit de Noruega debe ir acompañada por un psicólogo cuando sube a un avión. La princesa sufre de ataques de ansiedad y tiene dificultades para controlar sus emociones cuando está en el aire y cuentan los mentideros palaciegos que monta unos pollos de padre y muy señor mio.
Fobias
Tampoco lo pasan nada bien Alaska, que si tiene que volar lo hace hasta arriba de trankimazines. Algunas de las más guapas de Hollywood se ponen feas solo de pensar en la idea de montarse en un avión: Jennifer Aniston, Megan Fox, Carmen Electra o Eva Longoria lo pasan fatal. Longoria incluso necesita viajar acompañada de vírgenes y santos en su bolso.
Los Beckham, la casa de las fobias
Fobias
David Beckham sufre de ataxonofobia, un trastorno que genera miedo al desorden o a desordenar. La obsesión del futbolista inglés fue dejada en evidencia durante una entrevista por su mujer, Victoria Beckham , quien, además, padece de ornitofobia, miedo a los pájaros. ¡Si un gorrión entra en casa y desordena el salón el drama familiar puede alcanzar dimensiones estratosféricas!
Tipos duros y acongojados
Los más duros de la gran pantalla luego se mueren de miedo con elementos de lo más simple. Johnny Deep tiene miedo a los payasos. “No sé si es por la cara pintada o por la falsa sonrisa, pero me resultan espeluznantes. Siempre parecen estar al acecho, como si debajo de esa apariencia se escondiera un demonio”, confiesa. Daniel Radcliffe, el protagonista de ‘Harry Potter’ también padece este miedo, denominado coulrofobia.
Fobias
El actor Keanu Reeves se ha visto envuelto en más de un aprieto debido al miedo que le provoca los lugares oscuros. Al grabar escenas de películas como 'Matrix', el artista se ha visto obligado a pasar varias horas lejos de la luz solar generando tensiones en el equipo.
Claustrofóbicos, agorafóbicos, papilofóbicos…
A Justin Bieber no lo veremos jamás concursando en la versión VIP de ‘Gran Hermano’ y es que el ídolo juvenil padece claustrofobia. Madonna sufre de claustrofobia, motivo por el cual evita los ascensores y cualquier espacio cerrado y sin ventanas. “Lugares pequeños, apretados y sin ventanas, me causan claustrofobia”, aseguró la rubia que, además, padece brontofobia, miedo a los rayos y a las tormentas.  
Fobias
Mathew McConaughey  también la padece pero más que que a los espacios cerrados en general, el fornido actor le tiene miedo a los túneles y, no te lo pierdas… ¡a las puertas giratorias!
Si quieres hacerle la vida imposible a Nicole Kidman o a Carrie Underwood para ver cómo su cara deja de ser angelical para ser la viva imagen del terror lo tienes fácil. La Kidman padece de papilofobia, o lo que es lo mismo, terror por las mariposas: "Si veo a una en la puerta de mi casa, soy capaz de saltar la verja y subir por la ventana con tal de evitarla", dice.
Fobias
Para poner en un aprieto a Carrie tan sólo tienes que llevarla a unos baños públicos. “Es un espacio personal”, dice. “Si voy al servicio tengo que estar convencida de que no tengo a nadie cerca”. "
Los más raros
Fobias
Los que se llevan la palma en miedos extraños son Christina Ricci y Orlando Bloom: La actriz no soporta las plantas de interior. Esta dolencia recibe el nombre de “botanofobia”. "Son sucias y me pone de los nervios estar en una casa con plantas", comenta. Y se queda tan ancha. El marido de Miranda Kerr, por su parte, tiene miedo a los cerdos. ¿Le pasará lo mismo si es un bocata de jamón?