Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

2x1: Parejas que se convierten en una celebrity en sí misma

ParejasCarlos Otero
Las celebrities funcionan mucho mejor en pareja de cara a sus contratos publicitarios. Aunque algunas rehúyan hablar de su vida privada ante la prensa, sus relaciones sentimentales les sirven para afianzar su imagen de marca y llenar sus bolsillos gracias al interés que generan no sólo en la prensa del corazón y sus consumidores. Las grandes firmas y los principales anunciantes los reclaman por asuntos que van más allá de las profesiones que los hicieron famosos.
El mejor ejemplo lo tenemos en el caso del matrimonio Beckham. Si Victoria y David no hubiesen unido fuerza en Santo Matrimonio probablemente ella sería una famosa de segunda fila como el resto de sus compañeras Spice y él un futbolista en temporada crepuscular. Sin embargo su unión privada los ha convertido en un icono propio que genera interés y beneficios millonarios desde hace ya casi 15 años.
Parejas
En España también tenemos casos parecidos. El caso de Paula Echevarría y David Bustamante resulta especialmente interesante. La actriz y el cántabro no tendrían la mitad del tirón publicitario y mediático con el que cuentan si no fuera por su relación de pareja. De no estar juntos, probablemente, él sería un triunfito reconvertido en miembro del jurado de un talent en horas bajas y ella un rostro más de las series españolas. Por suerte para ambos, en conjunto forman un equipo muy cotizado para los publicistas.
Parejas
El ejemplo más tangible y gráfico es, quizás, el de Alaska y Mario. Su reality show, en el que narran parte de su día a día como matrimonio, les ha revalorizado hasta extremos estratosféricos y juntos amadrinan todo tipo de eventos y productos: de Reebok a Cartier pasando por Honda Civic. El caso de Olvi y Marito es, además, el más honesto de todos porque son conscientes de que su vida privada les ayuda en su proyección publicitaria y de imagen y no atacan a la prensa del corazón y aceptan con naturalidad las preguntas de los reporteros asfálticos sobre su vida de pareja sin reclamar que les pregunten por su nuevo disco.
En el extremo opuesto tenemos a Romina Belluscio y a Guti. Atacan a la prensa, atienden de malos modos, reclaman a los medios atención exclusiva a las cuestiones que a ellos les apetece… ¿realmente cree que él fue convocado como jurado en un programa de saltos en el que ella era ‘saltadora’ como ex futbolista y no por su relación sentimental?
Parejas
En la prensa norteamericana estas parejas de inusitada fuerza publicitaria tienen hasta nombre propio. De esta forma hablamos de Brangelina (Angelina Jolie y Brad Pitt), Bennifer (Ben Affleck y Jennifer Garner), Kimye (Kim Kardashian y Kanye West), Billary (Bill y Hillary Clinton) o los desaparecidos TomKat (Tom Cruise y Katie Holmes) y Zanessa (Zack Efron y Vanessa Hudgens).
Parejas