Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esguinces, roturas, cortes... La mala pata de los políticos

Parece que los políticos de todos los partidos se están haciendo un curso acelerado de torpeza. No contentos con caer en las encuestas de intención de voto, sus señorías también padecen caídas y tropiezos de forma literal. Si no que se lo digan a Carme Chacón o José Bono, que recientemente los hemos visto escayolados. Pero no son los únicos: Gallardón, Ana Pastor y hasta la todopoderosa Angela Merkel han lucido muletas, vendas y tiritas.  

Socialistas convalecientes
El Partido Socialista ha tenido muy mal verano en lo que a lesiones físicas de sus primeras figuras se refiere. La ex ministra de Defensa Carme Chacón ha pasado varios meses con la pierna en alto. El tendón de Aquiles de la catalana (y no nos referimos a Rubalcaba, sino al real) tuvo que ser intervenido el pasado junio.
El también ex titular socialista de la cartera de Defensa, José Bono, se ha dejado ver con el brazo en cabestrillo. Las imágenes fueron tomadas en la puerta del restaurante El Paraguas, donde el ex presidente del Congreso de los Diputados acudió a comer con un amigo. 
Populares con cojera
PP
El Partido del Gobierno también cuenta con unos cuantos 'tropiezos' en sus filas. Dos de ellos cuentan además con cartera ministerial. El titular de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, lució muletas en el año 2008 cuando era alcalde de Madrid tras una caída fortuita. Ana Pastor, ministra de Fomento, lució una venda como consecuencia de un esguince.
La cabeza del Estado
rey
Si alguien lleva un racha de aterrizajes forzosos, ése es su Majestad el Rey don Juan Carlos. Cuando no se cae esquiando, la lía con accidentes durante sus archifamosas ya cacerías africanas. Los tropizos con escalones también son portadas. Muletas, ojos morados, tiritas… El suegro de doña Letizia no acaba de levantar cabeza en unos tiempos tan convulsos.
Y los de fuera, también
foraneos
La todopoderosa Angela Merkel, primera ministra alemana (y presunta próxima presidenta de España), también tuvo su 'momento muleta' el año pasado, cuando sufrió un traspiés en uno de los actos oficiales. El ex gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, tampoco se escapó del tema y Berlusconi se decantó por las tiritas en mitad del rostro.