Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vía Crucis de Tablada: calabozos, vetos, embargos y broncas familiares

tabladaCarlos Otero
Elena Tablada se encuentra sumida en una espiral de drama continuado desde que anunció su divorcio de David Bisbal. En un abrir y cerrar de ojos, la diseñadora de joyas ha pasado de 'it girl' de las fiestas más fashion de la capital a acaparar titulares relacionados con problemas financieros, judiciales, fiscales, laborales y familiares. Del cielo al infierno. "Es la experiencia más traumática que he vivido", declaraba en un comunicado reciente.
La situación financiera de Tablada es, cuanto menos, crítica. La némesis de los fans de Chenoa recibía un nuevo revés esta semana. Según publicaba el portal Vanitatis, la justicia podría embargar su todoterreno, un lujoso Mercedes de alta gama, si no paga las costas que adeuda a causa de varios litigios perdidos contra los medios de comunicación.  
tablada
Precisamente, este vehículo es protagonista de otro de los dramáticos episodios en los que la nieta del precursor del botox en España se ha visto implicada en los últimos días: la Policía la pilló al volante triplicando la tasa de alcohol. La gracia le costó una noche en el calabozo, 800 euros de multa y la retirada del carné durante ocho meses. Aunque no le quiten el coche de marras, no podrá conducir ni éste ni otro vehículo a motor hasta el año que viene. ¡A perro flaco todo son pulgas!
El paso por el calabozo y la pena interpuesta no fueron lo peor para la celebrity, sino el escarnio público: El periodista Kike Calleja informa que a la entrada y a la salida del juicio rápido en el que fue condenada tuvo que escuchar los insultos y las risas de un grupo de gente que se agolpaba a las puertas del juzgado.
tablada
Problemas laborales
Las desgracias nunca vienen solas. Y es que todas estas polémicas también están afectando a su proyección pública y las marcas que antes la querían como imagen de sus productos ahora la denostan como si tuviera la peste. La pasarela Adlib, que estos días se celebra en Ibiza. Según desveló Jesús Mariñas, el Consell de la Isla retiró la invitación a la joven, que siempre ha estado muy vinculada a Ibiza y a este evento en particular. "En otras circunstancias, serán bien recibidas", dicen.
Elena Tablada, que se dedica principalmente a diseñar y vender joyas por internet y a aparecer en fiestas y revistas, tiene sus ingresos embargados. El confidencial corazonero también lo sacaba a la luz el pasado diciembre: la oficina de su representante, Susana Uribarri, recibió el aviso para que le retengan todos los pagos que puedan devengarse o suscitarse en el futuro por su asistencia a fiestas o por los reportajes que realiza en las revistas.
Lo mismo ocurre con las joyas: "Rogamos al juzgado que declare embargados los ingresos que le produce tal actividad, así como que se declare embargado el muestrario, debiendo depositarlo en el juzgado”, reza el auto judicial destapado por Kike Calleja.
Broncas con su madre
La inestabilidad económica y judicial de la joven también se refleja en sus relaciones familiares. El pasado verano la joven abroncó a su propia madre por el Twitter para deleite de todos los seguidores. ¡Muchacha! ¡Que eso se hace por Whatsapp o por mensaje privado!
tablada
La abuela de Ella, que es muy moderna, colgaba para regocijo de sus followers unas fotos de su nieta y su hija. La buena mujer escribía orgullosa: "Que dos ojos tan lindos de Mis preciosas Ella y mi bebé grande. Hoy fue un día grandioso y feliz para la familia Tablada". Minutos después la ex de Bisbal irrumpía en el timeline de su madre: "Por favor, borra todas las fotos que has subido. Sabes que no me gusta que hagas eso. Por eso me da miedo verte con la cámara".
Mamá Tablada continuó la conversación pidiendo perdón a su hija: "Lo haré por tí no era más que el post de abuela feliz. Aunque no se le vía la cara y sin embargo las de La Razón estaban sin pixelar", argumentó.