Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una década con Letizia: los momentazos de la princesa plebeya

El 1 de noviembre de 2003, a eso de las siete de la tarde, Letizia Ortiz se convertía en 'princesa por sorpresa' al anunciarse su compromiso con Felipe. El día antes, 31 de octubre, hace justo diez años, presentaba su último Telediario de las nueve. Esta década ha estado salpicada de escándalos, aciertos, anécdotas y acontecimientos noticiosos con la futura reina como protagonista. En calidad de futurible biógrafo de mi compañera periodista (espero impaciente la llamada de Zarzuela que me convierta en la Pilar Urbano de la nueva generación) he recopilado los momentazos más reseñables de nuestra futura reina.
2003
"Que pasen un buen fin de semana. Hasta el lunes". Así se despedía la presentadora de la segunda edición de Telediario ante los espectadores del que entonces era el informativo de mayor audiencia de España. El lunes siguiente aquella periodista ya no se pondría ante las cámaras para informar al país de las últimas noticias del gobierno de Aznar, la guerra de Irak o las medidas cautelares contra Dolores Vázquez. El sábado por la tarde, día de Todos los Santos, se anunciaba su compromiso con el príncipe: 'Letizia, la del Telediario' pasaba a convertirse en 'Letizia de España'.
LETIZIA
La novatada del "déjame terminar". Antes de convertirse en princesa, la entonces prometida del Heredero ya protagonizó su primera polémica a causa de su espontaneidad plebeya y su falta de experiencia. Durante su pedida de mano, mientras atendían a sus compañeros periodistas, doña Letizia espetó un imperativo (aunque cariñoso) "déjame terminar" al Príncipe que interrumpía su alocución. Los más puristas pusieron el grito en el cielo. La periodista, muy profesional, nunca más volvió a saltarse el protocolo aunque para ello tuviese que mitigar su naturalidad y frescura. 
2004
La puesta de largo: La Boda en Dinamarca. La presentación oficial de Letizia ante las casas reales europeas tuvo lugar una semana antes de su boda en el enlace de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. Vestida con un modelazo rojo de Lorenzo Caprile dejó bien claro que llegaba pisando fuerte a las listas de las más elegantes de las que, desde entonces, no se ha apeado.
LETIZIA
El Gran Día: La Boda Real. El 22 de mayo de 2004 y bajo un intenso aguacero que deslució su entrada en la madrileña Catedral de la Almudena, la ex periodista se convertía en princesa. Dio el ‘sí quiero’ ante 1.200 invitados y vestida con un traje de Pertegaz. Un día para el recuerdo de todos los españoles, que recordamos perfectamente cómo vivimos aquella jornada histórica. 
2005
Leonor: la continuidad dinástica, garantizada. El 31 de octubre de 2005 (justo cuando se cumplían dos años de su último telediario) venía al mundo la Heredera del Heredero: la infanta Leonor. Su nacimiento garantiza la continuidad dinástica de nuestra monarquía parlamentaria. Dos años después, en la primavera de 2007, llegaría una hermanita con la que compartir juegos en palacio: la infanta Sofía. 
LETIZIA
2006
'Ropa interior Princesa'. Las anécdotas han sido una constante en la agenda de actos oficiales de la futura Jefa del Estado consorte. Una de las primeras tuvo lugar en julio de 2006 en Cádiz cuando una ráfaga de aire levantó la falda de Letizia dejando a la vista su ropa interior. La princesa llevaba unas braguitas cristianas de talle alto y color crema como las de Berta de ‘La Que se Avecina’. Las volvió a enseñar este mismo año en el Instituto Cervantes ¿Serían de la marca ‘Princesa’?
LETIZIA
2007
Adiós, Erika. Uno de los momentos más trágicos en la vida de la princesa tuvo lugar en febrero de 2007 cuando falleció su querida hermana Erika. Embarazada de seis meses padeció este inesperado luto con un enorme duelo. “Gracias a todos los que se han sentido apenados con la muerte de mi hermana”, declaró una destrozada princesa, rota de dolor, ante los medios de comunicación que cubrían bajo la lluvia el funeral de la joven.
LETIZIA
2008
¿Quién es esa chica?. Y la cirugía plástica llegó a la vida de la Princesa. Los retoques estéticos de Letizia comenzaron con una excusa médica sobre problemas respiratorios, según la confirmación de Zarzuela. No estaba previsto que la princesa apareciese en público con la cara hinchada del postoperatorio, pero en agosto de 2008 la princesa acudía a visitar a las víctimas del vuelo de Spanair siniestrado en el aeropuerto de Barajas. Desde entonces los tratamientos estéticos de la princesa han sido constantes. La prensa los critica sin piedad como si este tipo de secretos de belleza fueran condenables, pero lo único cierto es que Su Alteza Real ha mejorado la armonía de su rostro gracias a ellos. Chimpún.
2009
Ortiz vs. Bruni. Una de las imágenes más icónicas de estos diez años de principado ‘letizista’ tuvo lugar en abril de 2009 con motivo de la recepción que los príncipes realizaron al entonces presidente francés, Nicolás Sarkozy y su esposa, la top model Carla Bruni. Los fotógrafos inmortalizaron una imagen de la princesa y la ex primera dama gala subiendo las escaleras que difícil de olvidar: marcando formas, luciendo culo y derrochando estilo. La prensa especializada dio el triunfo a Letizia en este particular duelo.
LETIZIA
2010
Con ‘La Roja’ y el Deporte Español. La agenda institucional de doña Letizia también incluye momentos más lúdicos y relajados como las citas con el deporte español. La princesa siempre ha estado al lado de nuestras figuras y ha vibrado, como la que más, en los grandes torneos donde los deportistas españoles han llevado el nombre del país a lo más alto del pódium. En la foto, radiante junto a Casillas y Nadal en el Mundial de Sudáfrica.
LETIZIA
Amiga de la ex de su marido. Mucho se ha especulado sobre Isabel Sartorius, la novia de juventud del Príncipe Felipe. Algunas lenguas maledicentes hasta intentan jugar con la paternidad de su hija Mencía amparándose en la fugaz historia de amor de Isabel con el padre de la criatura, Javier Soto. Por si fuera poco, Isabel y Letizia mantuvieron un misterioso encuentro en una terraza de El Pardo en 2010 en la que ojeaban fotos y documentos. El primer amor de don Felipe explicaría posteriormente que mantiene una sólida amistad con la futura reina.
LETIZIA
2011
Supernanny al ataque. Uno de los grandes momentazos de la princesa tuvo lugar en Medina del Campo cuando medió en una discusión entre dos niñas que habían acudido a vitorearla. La princesa, como si fuese Supernanny, se preocupó por saber qué había pasado entre ellas y exigió a la causante del conflicto infantil que le pidiese perdón y le diese un besito. Seguro que cuando reine media igual de bien con los conflictos soberanistas.
LETIZIA
2012
Imposible Princess: Letizia goes indie. La vocación renovadora de doña Letizia a la institución monárquica llega también con sus gustos musicales. Mientras su suegra la reina doña Sofía disfruta de los conciertos de Rostropovich, la princesa vibra en los recitales de The Killers y Bon Jovi.
LETIZIA
2013
Princesa enamorada. Diez años de matrimonio, diez años de amor. La pareja, como todas, habrá tenido sus altibajos en todos estos años pero sin duda forman un buen equipo. Las muestras de cariño y afecto entre ambos han sido una constante durante toda la década y es que su matrimonio, ante todo, ha sido fruto del profundo amor que se profesan. 
LETIZIA
Ama de casa de marcas blancas. La princesa compra en Carrefour y adquiere marcas blancas. Esta misma semana la Princesa de Asturias acudió a su hipermercado de confianza para adquirir ropa para las infantitas. Según testigos presenciales La Señora con la cara lavada y una coleta en el pelo gastó 150 euros en mallas de colores, leotardos, ropa interior y pijamas. En otra ocasión fue fotografiada en la frutería. La imagen de la Princesa relajada en palacio, en chándal viendo 'Qué tiempo tan Feliz' o 'Hay una cosa que te quiero decir' resulta del todo fascinante.
LETIZIA