Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El error del “hago lo que quiero con mi pelo”: los desastres peluqueriles de los VIPs

PELOSCarlos Otero
Beyoncé nos ha sorprendido con un nuevo peinado estilo ‘hachazo’ parecido al look de las amigas de Clara Lago en ‘Ocho Apellidos Vascos’. El nuevo look capilar de la diva norteamericana la encumbra como miembro de honor el club de los famosos que deberían despedir a sus peluqueros por las atrocidades que han cometido con sus cabelleras. Repasamos otros casos que no debemos olvidar para no cometer semejantes errores. 
El ‘tintao’ Amarillo Pollo
PELOS
La decoloración masculina debería tipificarse en el Código Penal como un Atentado contra la Salud Pública. Alejandro Sanz, Sergio Ramos o Neymar están acusados de terrorismo estético en primer grado. Vean las fotos y no me digan que no parecen  la señora que viene del futuro en el anuncio de la lejía, o una versión salchichera de Piolín
Las Meninas
El Siglo de Oro inspira de manera continua a este periodista: Hay Oteradas que parecen escritas por Quevedo, otras que tienen clara referencias a Calderón e incluso tonteo con la prosa de Lope de Vega. El problema radica en cuando esta genial época de las artes patrias inspira a los famosos en términos estéticos.
PELOS
El peinado menina es un error SIEMPRE. Los rizos de Bisbal resultan muy graciosos y personales, pero debe llevarlos con la longitud y el volumen adecuado. Hubo una época en el que el almeriense lucía como si fuese una réplica de la Infanta Margarita de Austria y aquello no era de recibo ni procedía de ninguna manera. No es el único: Jennifer Lopez también jugó a parecer familiar directa de Felipe IV y lo conseguía: iba hecha un cuadro.
Señores que quieren ser Tania Llasera
PELOS
Está muy bien que los hombres muestren y potencien su lado femenino (leyendo Divinity.es, por ejemplo), pero las cosas no deben exceder ciertos límites.  Guti y el reality star Abraham García admiran a Tania Llasera hasta límites inenarrables: Estamos todos de acuerdo en que la rubia es una comunicadora maravillosa, una joven guapísima y un ejemplo a seguir en muchos ámbitos. Pero de ahí a convertirse en su doble oficial hay un mundo. El peinado de estas dos celebridades personifica el antimorbo y la antiestética: nos quedamos con la Tania original, no aceptamos copias.
Peinados de tercera edad
PELOS
Un peinado puede quitar o poner años. Nuestras famosas a veces se han peinado de tal manera que se han echado un montón de años encima. Deben de tener cuidado, porque ponerse tanta laca como acostumbra la Reina doña Sofía no tiene que significar distinción o elegancia. Miren si no estas fotos que he rescatado de Angelina Jolie, J.Lo o Terelu Campos: parecen sus propias abuelas.
Melenas masculinas
PELOS
El pelo largo no le sienta bien a todo el mundo. Algunos de los hombres más guapos del panorama patrio español han querido jugar a llevar el pelo largo y el resultado resulta estremecedor: Álex González parece un galán de telenovela casposa,  Hugo Silva un miembro suplente de Ketama y Bustamante un mafioso afincado en Miami.
Britney Spears: El terror continuo
PELOS
Sobradamente conocido es el ataque de locura que tuvo Britney Spears allá por 2007 cuando, en pleno brote psicótico, decidió raparse su cabellera al cero. Aquella terrible decisión peluqueril pudo haber sido una de las peores de su carrera pero incluso cuando ha peinado melenón la Pollita de Lousiana ha lucido desastres capilares: pelo más graso que una freidora de un burger o extensiones de peluquería de los chinos.
Shide Shave, sólo para algunos
PELOS
El presentador Joaquín Prat, sorprendía el pasado enero con un nuevo corte de pelo que causó furor (para mal) por las redes sociales. Pero no solo él, Rociíto Carrasco también luce un peinado parecido. Personalmente me parece de lo más desatinado.