Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La de Andrea Casiraghi en una estación de esquí y otras bodas pintorescas

bodasCarlos Otero
Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo han confirmado que tras la ceremonia civil mediante la que contraerán matrimonio la próxima semana en Mónaco piensan organizar una ceremonia religiosa nada menos que en una estación de esquí. Esta singular ceremonia, prevista para el mes de enero, conforma una más de las originales bodas y particulares ritos a las que nos tienen acostumbrados los famosos.
Hace tan solo unas semanas, la simpática actriz Macarena Gómez (Lola Trujillo Reynolds en ‘La Que se Avecina’) nos sorprendía llegando a su propio convite nupcial ¡en paracaídas! Tras una emotiva ceremonia religiosa con su novio Aldo Comas, lo primero que hizo el matrimonio en honor a su nueva vida juntos, fue lanzarse en paracaídas. Allí estuvieron su familia de Mirador de Montepinar: Antonia San Juan (su madre en la serie), Ricardo Arroyo (su suegro) y Antonio Pagudo (su marido, el Pelocho).
bodas
Disneylandia, callejones oscuros…
Tampoco tienen desperdicio las bodas de Mariah Carey. La cantante neoyorkina realizó hace unos meses una renovación de votos no apta para diabéticos en Disneylandia. La amiga de las mariposas y los unicornios se vistió con un pomposo vestido blanco lleno de volantes y una tiara de diamantes e hizo que su esposo apareciese disfrazado como el Príncipe de ‘La Cenicienta’. La intérprete de Hero llegó ante el altar del parque temático de California, situado enfrente del castillo de la Bella Durmiente, en una carroza tirada por caballos blancos.
bodas
La boda de Pamela Anderson y Kid Rock tampoco tuvo desperdicio. La pareja se dio el sí quiero en Saint Tropez a bordo de un yate y sin más atuendo que los trajes de baño y una gorra de capitana para la novia, que no acudía virgen al altar. Cuatro meses después, la playmate y el rockero se separaban.
Especialmente peculiar fue la boda de Scarlett Johansson y Ryan Reynolds en 2010, que lo hicieron en un callejón oscuro para evitar a la prensa. “Nunca imaginé que llegaría a planear mi boda en un callejón oscuro, pero así fue", bromeó la actriz durante una entrevista en el programa de David Letterman. Tal era la situación que Scarlett mantiene “me sentí como si estuviera comprando droga”.
En casa del ex novio, en la playa, en Las Vegas…
bodas
La ex conejita Kendra Wilson decidió dar el ‘Sí quiero’ con su marido, Hank Baskett, en la mansión Playboy, esto es en la casa de su ex novio, Hugh Hefner. “No podría negarme, es uno de los días más felices en el lugar más feliz de la tierra”, declaró el editor de la revista de pechotes.
bodas
Brian Austin Green y Megan Fox se escaparon hasta Hawaii para darse el “sí quiero” en la playa de manera íntima y secreta, aunque luego cedieron las fotos a una revista. Algo parecido hicieron en 1999 Alaska y Mario, que se casaron en Las Vegas vestidos de Elvis y Dolly Parton de manera privada aunque cedieron una imagen del desposo a la revista ‘Rolling Stone’.
Ritos exóticos
Otros famosos prefieren el rollo de los ritos exóticos. Así tenemos, por ejemplo, el castizo caso de Lauren Postigo y Yolanda Mora. ¿Cómo olvidar aquella boda zulú del presentador de ‘Cantares’? El recordado estudioso de la copla y su viuda se adelantaron muchos años al fenómeno “Perdidos en la Tribu”.
bodas
En 2007 la modelo británica Elizabeth Hurley se dio el sí quiero con el empresario hindú en una ceremonia tradicional donde no faltaron los caballos blancos, los bailes bollywoodienses, lecturas en sánscrito y mucho brilli-brilli. La ceremonia, una de las más caras de la Iglesia, acabó en tragedia: la pareja está actualmente divorciada.
El mundo hindú también inspiró a Katy Perry en su boda con Russell Brand. Según informó en su día la revista Us Weekly, la cantante de ‘Roar’ llegó a la ceremonia a lomos de un caballo y flanqueada por camellos y elefantes. A pesar de toda esta ornamentación,  la ceremonia fue oficiada por un sacerdote cristiano, amigo de la familia de Perry.