Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los famosos se pasan a la publicidad low-cost

La crisis económica parece que también a nuestras celebrities. Mientras antes los más famosos y populares del universo Divinity servían de imagen para los artículos más exclusivos y opulentos, ahora son muchos los personajes del cuore más refinado que nos sorprenden ofreciendo sus servicios a productos de consumo populares, muy aljados hace no tano de su hipoético caché.  Penélope Cruz se ha hecho un Mario Bros, con bigote incluido; Lomana un Burger King; Marta Sánchez anuncia un producto anti caída de pelo y Madonna no tiene ningún problema en posar para H&M.
pe
Pique de hermanas
Penélope Cruz y su hermana Mónica se han unido para echar un cable a Mario Bros. Nintendo ha presentado un anuncio (unido a un hashtag, #bigotes) para promocionar el 'New Super Mario Bros. 2'. Esta versión del juego incluye una modalidad en modo cooperativo que es lo que enciende a las hermanas en el spot, donde tienen un pique que termina en una apuesta muy especial. Pe, que pierde la partida, tiene que vestirse de Mario y hacer un tanto el ridi por la calle. Así vemos a Penélope Cruz en una nueva faceta, hablando italiano y bailando por la calle con el bigote del famoso fontanero italiano.
Moda baratuchi
Madonna ha sido musa publicitaria para Gaultier, Versace, Dolce & Gabanna… pero a la tonadillera de Detroit, que es toda una material girl, le gusta el dinero más que a Massiel un Chivas de doce años y no tuvo problema en ser la imagen de un chándal de táctel que se vendía en el ‘H&M’ que a su lado la equipación olímpica española es Alta Costura. 
 
puntoroma
Norma Duval también ha pasado de ser la estrella del spot más esperado de la  televisión española, el navideño de Freixenet, a ser la imagen de una cadena de ropa de moda asequible para mujeres de mediana edad y no es extraño verla inaugurando franquicias en Huesca, Soria o Badajoz u otras bellas localidades de la geografía española.
¿Hamburguesas gourmet?
Nuestra querida Carmen Lomana no tuvo problema alguna en ser imagen de Burger King en la pasada campaña.  La directora de la academia de estilo y buenas maneras de “Las Joyas de la Corona” dejó de lado los restaurantes de cinco tenedores y los bogavantes de superlujo para anunciar sin pudor alguno las maravillas del Whooper.
Antes que ella Concha Velasco nos sorprendió a todos como imagen de unas compresas para mujeres maduras con pérdidas de orina. La veterana actriz abrió un importante precedente a otras colegas de profesión y no hace mucho veíamos a Natalia Verbeke hablando con su inodoro y pregonando a los cuatro vientos que ya no está estreñida. Por su parte Marta Sánchez anuncia productos para no quedarse calva.
Lomana

El último en sorprendernos sacándose unos durillos a través de la publicidad ha sido Eduard Punset. El ex ministro y presentador de ‘Redes’ nos ha sorprendido a todos recientemente como imagen de una marca de pan de molde.
Marta
Teletiendas variadas
La teletienda siempre ha estado vinculado a famosos de serie B (o incluso C, D y así hasta la letra Z) pero la crisis económica ha obligado a algunas famosas más propias del ‘Hola’ que del ‘Pronto’ a vender productos en la televenta. Carmencita  Martínez Bordiú nos cuenta por televisión las bondades de una crema de serum que solo se vende llamando a un 902. Por su parte, su esposo José Campos, es la imagen de una cadena de centros de adelgazamiento. Si el Generalísimo levantase la cabeza…
Punset
La nieta de Franco no es la única finolis infiltrada en la teletienda: Marina Danko nos vende por televisión sus creaciones en joyería como si fuese una comercial de Golfi. En Estados Unidos Mariah Carey tiene su propio programa de venta de joyas por correspondencia. Y no se le caen los anillos, nunca mejor dicho.