Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las fases vitales de Alejandro Sanz

Alejandro Sanz ha vuelto. El cantante de Moratalaz está de regreso con un nuevo disco bajo el brazo, 'La música no se toca', que coincide con el 25 aniversario de su carrera como intérprete. Para celebrarlo, hemos hecho un ejercicio remember muy interesante: repasamos la vida personal y profesional de Alejandro a través de sus canciones.
Los años 80. Locomía Style
Si mezclas a Paco Clavel y a Tino Casal y los mezclas en la túrmix con Jesulín de Ubrique vestido de faena sale el Alejandro Sanz de los años 80. O Alejandro Magno, mejor dicho, ya que éste era el nombre artístico del de Moratalaz en aquellos años. Era el final de la Movida Madrileña y Alejandro, con 20 años, grabó este disco de estilo Techno – Flamenco que contenía 10 temas y hoy está retirado del mercado.

Los primeros éxitos. El jovencito guaperas
El éxito le vino a Alejandro Sanz con la canción “Pisando Fuerte” en los primeros años 90. Alejandro se presentaba como un jovencito enamoradizo pero algo chulesco, que se sabía guapo. Eran los tiempos en los que la crítica pasaba de él y era la “SuperPop” la que lo ensalzaba y nos contaba cosas como “la verdad sobre su novia secreta”. En estos años editó los discos “Viviendo Deprisa”, “Si tu me miras” y “3”  .
Alejandro Sanz
La estabilidad y la consagración
El final de la década de los 90 trajo para Alejandro Sanz sus mejores años profesionales y personales. Es la época de la madurez, la consagración profesional y la estabilidad personal. Es la época del “Corazón Partío” y Jaydy Mitchell.  El cantante y la mexicana se conocieron en el 98, se casaron en el 99 y se divorciaron en 2005. De aquella época queda una hija, Manuela, nacida en 2001, y discos: “Más”, “El alma el aire” y “No es lo mismo”. El look del cantante también era sereno y elegante.
Alejandro Sanz
El declive, los kilos y “las pintas”
Después de esta época feliz llegaron los años oscuros. La vida personal de Alejandro se desmoronaba: tras el divorcio falleció su padre, en 2006 aparece un hijo secreto, Alexander, fruto de una relación fugaz con Valeria Rivera, una diseñadora de moda de Puerto Rico nacido  cuando el cantante aún estaba casado con Jaydy Mitchell. El cantante engordó, se dejó y hasta apareció con un poco favorecedor decolorado durante una temporada. En esa época publicó discos de escaso éxito: “El tren de los momentos” y “Paraíso Express”.
Alejandro Sanz
El Renacimiento
Todas las grandes estrellas vuelven a primera línea y con más fuerza que nunca después de pasar una temporada en el infierno. Si no que se lo digan a Britney Spears. Alejandro edita ahora “La música no se toca” con energías renovadas. Y es que nuestro héroe recuperó la ilusión al lado de su nueva novia, Raquel Perera, con la que tiene un hijo llamado Dylan nacido en 2011. Raquel y Alejandro se casaron el  23 de mayo de 2012. El intérprete de "Se le apagó la luz" ha recuperado la figura y la estética y ahora se nos presenta como un más que interesante madurito.
Alejandro Sanz