Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez razones por las que amar a Ana

3divinity.es
La semana pasada Ana Obregón volvió a nuestras vidas con su tradicional posado veraniego. Aunque algo tardío, la gran musa del corazón no faltó a su cita anual con la temporada estival. De hecho, como el verano no arranca hasta que Ana Obregón no posa en bañador, podemos decir que el Summer 2013 no tuvo lugar hasta el mes de agosto. Porque soy ‘fans’ (así, en plural) hasta el tuétano de Anita, he elaborado este decálogo de razones por la que todos deberíamos amarla como yo lo hago.
1. Visibilidad biológica
Nuestra homenajeada deja a Leonardo Da Vinci como un auténtico aficionado. El curriculum de Ana Obregón no entiende de límites: actriz, guionista, bailarina presentadora, empresaria, escritora… y ante todo bióloga. Nadie ha hecho tanto por la visibilidad de este colectivo científico como Anita. Y si no, a ver quién es el guapo que puede nombrar a otro personaje ilustre del mundo de la disciplina que estudia la evolución, origen y propiedades de los seres vivos.
obregon
2.  Por sus leyendas
La leyenda urbana más importante del famoseo patrio la protagoniza nuestra musa y eso da caché. Ni el desgarro anal de Alejandro Sanz, ni la mermelada de Ricky Martin, ni el hermafroditismo de Anne Igartiburu pueden hacer frente al estallido de la teta de Ana Obregón en pleno vuelo. Además, por el otro lado, tenemos la historia alimentada por ella misma de la paella que le hizo a Steven Spielberg.
3. Porque se lleva mal con medio famoseo
Para merecerte mi amor tienes que tener enemigos (no me gusta la gente que no los tiene, no son de fiar). Y Ana Obregón los tiene a espuertas: Recordemos sus enfrentamientos públicos y notorios con Antonia Dell’Atte, Mar Flores, Susana Uribarri o el clímax de las peleas ‘pop’: su bronca en Victoria Beckham en el gimnasio de La Moraleja. Y Anita cuando se cabrea con alguien no se anda con chiquitas… lo cual nos lleva directamente al punto 4.
obregon
4. Por su vena macarra
Según una grabación de  la que dispone la Guardia Civil de Madrid, Antoñita la Fantástica le preguntaba a un escolta si conocía a algún miembro de ‘Los Miami’ para que le pudiera dar una paliza al presentador Jaime Cantizano. En la conversación, se refiere a Cantizano como "maricón de mierda" y comenta que deberían darle una somanta. La bióloga pidió perdón por este episodio y si ella es macarra nosotros somos misericordiosos y sólo se lo tenemos en cuenta para bien.
5. Por su versatilidad interpretativa
papaeles
La carrera interpretativa de Anita Obregón está plagada de títulos de culto. Nos estremeció de miedo en la película de terror "Regreso del más allá", conquistó al público norteamericano en ‘El Equipo A’ y en ‘Quién es el Jefe’, hizo de pilingui en ‘Hostal Royal Manzanares’ (junto a otra gran musa de actualidad, Mónica Pont), y en 'Ana y los Siete'. Según ha declarado recientemente su próximo papel será el de una pintora lesbiana. Todo muy “Me siento extraña”.
6. Por su curriculum sentimental
obregon
Ni la marica más activa del Grinder ha tenido tantos affaires como Anita… ¡Y todos ellos súper famosos! Entre los novios oficiales, por orden cronológico, tenemos a Miguel Bosé, Fernando Martín, el abogado César Albiñana, el Conde Lecquio, Jorge Juste, Davor Suker, Óscar Lozano, Miki Molina y Darek. En la categoría de “rolletes fugaces” encontramos a Toni Cantó, Alberto de Mónaco, Julio Iglesias, Toni Curtis, Rafi Camino, Carlos Moyá, Finito de Córdoba, uno de “Los Vivancos”, Adans Peres y David Beckham, entre otros.
7. Por sus modelitos imposibles
Ana Obregón es un icono de cómo llegar a la cincuentena vestida de adolescente. Sus minishorts, sus escotes, sus estilismos imposibles, sus trikinis, las faldas-cinturón… Aunque ya pase el medio siglo el corazón de Ana es tan joven como el de una ‘belieber’ o una ‘directioner’ y eso es digno de alabanza. ¡Aleluya!
8. Porque es amiga de doña Letizia
obregon
Según contó la propia bióloga en una entrevista que concedió a la CNN (ahí es nada), es prácticamente una habitual del círculo de Zarzuela y, por tanto, intuyo que debe ser uña y carne con doña Letizia. ¿Se conocerían en maquillaje de Televisión Española y ahí forjaron su amistad? “El padre de mi hijo es sobrino del rey de España, entonces, mi hijo es sobrino del rey de España y bueno, pues tengo muy buena relacion con la Familia Real y con la realeza pues porque son familia", dijo sin remilgos para todo su público de Miami. Que no es poco.
9. Porque grabó un disco con Ramón García
Ana Obregón y Ramón García nos han hecho felices a los españoles durante años con el ‘Qué Apostamos’, las galas estilo ‘Murcia, ¡Qué hermosa eres!’ o las campanadas de Nochevieja. Pero lo mejor de todo es el disco que la pareja grabó a mediados de los 90 y que recuperaron del olvido mis amigos del blog “Sufridores en Casa”. El álbum, que contaba con la sintonía de ‘Qué Apostamos’ como plato fuerte, cuenta en su repertorio obras de arte de la literatura poética como la canción “Morena”, “Pienso en ti” o “Medley Fiesta”.
obregon
10. Por sus posados veraniegos
Acabo el decálogo con su punto de partida. Los posados veraniegos de Ana Obregón forman parte de la cultura popular en la misma medida que el Mensaje de Navidad del Rey, el chupinazo de los Sanfermines o los cofrades de Sevilla llorando porque llueve. Porque soy un hombre de tradiciones y respeto mi cultura, enarbolo la bandera en pro del posado veraniego de Ana Obregón. Sin ella no hay verano, sin verano no hay turismo, sin turismo no hay recuperación económica. Ana, España te necesita.
obregon