Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Querida Elsa ¿Por qué hablas de felicidad y no de las náuseas y los dolores?"

"En tu caso has tenido siempre claro el fenotipo masculino: guapo, famoso y rico"
Querida Elsa:
Esto ya se veía venir. No que te fueras a quedar embarazada, aunque también, que ya pasamos de los 35 y empiezas a estar en una edad en las que el reloj biológico nos empieza a meter prisa, sino que ibas a anunciar en el 'Hola' su próxima maternidad y especialmente lo que ibas a decir sobre ella.
El reportaje de la revista es todo un dechado de tópicos. Siempre me he preguntado por qué las mujeres que salen en esta revista durante sus primeros meses de embarazo aparecen con esa cara lozana (bueno, esto es gracias al photoshop obviamente) y porqué todas habláis de la felicidad que sentís y no de las náuseas, de los dolores, del lumbago y de todas esas cosas que el 90% de las mujeres padecen cuando se quedan en estado. Elsa, querida, tú, como personaje público tienes la ocasión de prevenir a las chicas sobre lo que pasa cuando una se embaraza. Que luego le toca el turno a una y se piensa que es un bicho raro por estar de un humor regular, tener ganas de llorar y de vomitar. Y se siente culpable por no sentir esa felicidad universal casi hippie que sentís todas las que salís en el 'Hola'.
La pose de las fotos y la indumentaria es la típica también en este tipo de reportajes. Jersey de cashemere en tonos neutros, mirada al infinito como diciendo “no se puede ser más feliz” “o el futuro es maravilloso” y ese gracioso gesto de acariciar la incipiente barriguita. Pero lo mejor son las declaraciones. Eso de que aún no sabéis el sexo pero sólo queréis que salga sano (algo que os podíais haber ahorrado decir, ya lo suponemos, la noticia no es que un perro muerda a un hombre sino que un hombre muerda a un perro). Y que estáis felices, ilusionados y todo eso. Bueno, ya, imaginamos. Suponemos que es verdad pero si no tampoco lo íbais a decir, nadie declara en estas circunstancias y menos cuando se ha vendido el pack de la exclusiva boda-embarazo-bautizo cosas del tipo: “pues me he quedado en estado por sorpresa y la vedad es que jamás he querido ser madre y me viene fatal porque voy a rodar catwoman 4”.
Pero que sepas, querida Elsa, que nos alegramos mucho de que por fin hayas encontrado al hombre de tu vida. Mira que te ha costado pero, como bien dices, tú siempre has querido formar una familia porque la tuya se destruyó cuando eras muy pequeña. En tu caso has tenido siempre claro el fenotipo masculino: guapo, famoso y rico. Me parece muy bien. Tu puedes, las demás criticamos porque no podemos. Personalmente ,de todos me quedo con Adrian, a mi tu marido actual, tan rubio, surfero no me gusta y de Fonsi Nieto mejor no hablar, con todos mis respetos.
Esperamos que salga un niño o una niña monísimo.  Y que sigas tan feliz.
Ver más de: