Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diez claves para poner la mesa en Navidad

Navidad, mesadivinity.es
Olvida los manteles de Papa Noel y muñecos de nieve, de la barra de pan sobre la mesa y las copas de vino a rebosar... llegan las cenas de Navidad y no todo vale. El restaurante Fishka, una de las últimas tendencias en cocina mediterránea con sabores rusos en Madrid, nos da las claves de protocolo para sorprender a tu suegra y convertirte en el mejor anfitrión de la noche. Lo sabemos todo sobre cubertería, iluminación, mantelería, adornos... Recuerda: no todo vale.
1– La iluminación es clave. La mesa debe situarse en un espacio con luz natural. En caso de no tenerla usaremos una iluminación no demasiado fuerte. Durante la comida si hay velas tienen que estar encendidas... y vigiladas.
2- ¿Dónde me siento? La forma correcta de sentar a tus invitados en la mesa es intercambiando hombre y mujer. Los matrimonios nunca deben de estar juntos. Solo hay una excepción: cuando la pareja lleva menos de un año casada pueden estar codo con codo. El anfitrión siempre en la mitad de la mesa.
3- El mantel es la base de la elegancia. Tiene que ser de lino y que cubra toda la mesa hasta los pies. Limpio, sin defectos y nada de colores chillones. Escoge un mantel liso y olvídate de los decorativos. La servilleta debe ir a juego y siempre se coloca a la izquierda del plato.
Navidad, mesa

4– Los cubiertos, no todo vale. Antes de ponerlos en la mesa límpialos con un paño para que luzcan. Nunca pongas más de seis servicios por cada lado del plato. Se colocan según el orden de llegada de la comida a la mesa. Los primeros que usaremos serán los de los extremos. Los cuchillos siempre con el filo hacia dentro.
5– La cristalería con orden. Todas las copas que se van a usar deben de estar en la mesa antes de sentarnos. El orden correcto –de izquierda a derecha- es copa de agua, vino blanco y tino. La copa de champagne estará en una segunda línea.
6- El bajoplato, el gran olvidado. Nunca se cambia pero siempre debe de estar presente. El plato nunca debe de ser mayor que el bajoplato. La distancia correcta para colocarlo son dos centímetros desde el borde de la mesa. Recuerda: los platos hondos jamás deben estar solos sobre el mantel.
mesa, navidad

7- El pan nuestro de cada banquete. Siempre debe situarse a la izquierda del comensal en un pequeño plato. Se puede acompañar con un 'entretenimiento' como la mantequilla salada. También podemos optar por colocarlo en pequeñas cestitas.
8- El vino, nada de botellón. Olvídate de llenar las copas de vino como si fueran la última bebida de la fiesta. Las medidas correctas son un tercio para el vino blanco y dos tercios para el tinto. En el champagne nunca más de media copa. El vino se sirve con la etiqueta de la botella hacia arriba para que nuestro invitado vea la marca.
9- Los adornos, menos es más. Podemos decorar la mesa y el salón donde cenemos pero ten en cuenta estos consejos: adornos pequeños, nada ruidosos ni recargados y, sobre todo, que no tapan a ningún comensal. Los adornos no deben robar protagonismo a los platos.
10- La guinda final. Los turrones y dulces navideños van al centro de la mesa ya cortados y bien alienados. En caso de que optemos por una tarta, primero debe presentarse y después se sirve ya emplatada.
Navidad, mesa