Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Destino: festivales de verano

Este verano la estética de los festivales musicales recordará Woodstock
Arranca el Primavera Sound y a partir de ahora da por comenzada la temporada de festivales de verano. Como cada año el reto festivalero no es fácil: ir cómoda pero a la vez lo suficientemente guapa como para que la gente se vuelva a mirarte. Pero no hiperventiles, hemos buscado una solución.  En Estados Unidos se adelantan un poco a la temporada musical española y ya nos han dejado al menos tres tendencias ganadoras. Porque, ya lo sabes: pocos festivales hay de un solo día y el cambio de estilismo se torna obligatorio...
La primera de ellas son los shorts. Bien cortos, y combinados con camiseta hippy/rockera. Es la mejor opción para el primer día. Como en la playa (y esto no sé si será real o simplemente superstición de mi madre), el sol coge más durante la primera exposición... ya habrá tiempo de tapar carne y hueso.
En segunda posición tenemos los vestiditos holgados. Adiós lycra y cinturas entalladas, lo que se lleva es algo fresco, cómodo y... de nuevo: hippy. Como si acabáseis de salir de los años 60. Se agradece algún complemento de la época que den vidilla al estilismo: gafas grandes, alguna pluma en collares...
Y último (pero no por ello menos importante): la falda larga. Obvio: para el tercer día. ¿Por qué? En un festival, y hablo por experiencia, pueden pasar muchas cosas... al final la debacle es tan evidente que lo único que queda es tratar de esconder las pruebas del delito. Ya os ducharéis al llegar a casa si fuera necesario, claro.
Así que ya sabéis, este verano, hacer la maleta será más fácil que nunca. Y acertaréis seguro...