Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miradas que matan

Si creías que los ojos ahumados eran lo último, parece que no estás tan al día de las tendencias cosméticas como pensabas. ¿Y qué se lleva entonces? Pues, igual que en la ropa, el color block llega arrasando como una nueva forma de maquillarse, mucho más personal y menos guiada por las tendencias.
Si lo tuyo son los colores, esta temporada estás de suerte. Porque lo que toca a la hora de maquillarse es apostar (igual que en la ropa) por el color block. La marea creativa ha dejado en nuestras tiendas favoritas millones de sombras de colores potentes para que nos las apliquemos sin piedad. Entre las que ya se han atrevido están Ginnifer Goodwin (¡un azulón excelente, que resaltaba su vestido verde de TopShop!), Jennifer Hudson (definitivamente, esta mujer se ha pasado al lado trendy de la vida) o Mary-Kate Olsen, con un naranja potente que ya predijeron en el desfile de Dior.
No es la única opción para esta temporada. Este verano vale todo. Por ejemplo, ¿qué os parece el pan de oro que se calzó Kesha (derecha) en una de sus últimas apariciones en L.A.? Definitivamente no apto para todos los públicos. ¿Y el corazoncito (a medio camino entre una idea fantástica o una ordinariez como un templo) de Shenae Grimes? Ejemplos del 'todo vale' hay hasta aburrirse. Ahí están los ojos negros y estructurados de Solange Knowles (izquierda). Lo que decíamos... todo muy personal y muy atrevido.
¿De donde viene tanta anarquía en el maquillaje? Podría decir que las mujeres siempre hemos sido así, que de vez en cuando sacamos nuestro lado más salvaje... pero lo que realmente parece es que el fenómeno Lady GaGa tiene mucho que ver con todo esto. Ella nos ha demostrado en un par de años que reinventarse sigue siendo bien posible. Así que ya sabéis, toca volver a nacer, y dejar a un lado los complejos...