Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vístete de oros y tonos champagne

Llega ya uno de los momentos clave del año en lo que a materia estilística toca: los meses BBC. Son las bodas, bautizos y comuniones en los que todos tenemos que lucir nuestras mejores galas. Y qué mejor manera de hacerlo que fijándonos en las auténticas profesionales de los eventos y las alfombras rojas. En aquellas que sólo en ropa de fiesta tienen invertido más dinero que tú en todo el armario.
¿Y qué es lo que les ha dado por llevar? Pues este año tiran por los oros y tonos achampanados. Con mucho brillante, y lentejuela, que anima ese amarillo empolvado que es en realidad el color en sí. Ojo, no confundir con los nude que todas queríamos llevar el verano pasado, hay un ligero matiz de pantones.
Una vez conociendo la tendencia eventista (ya os conté que para ir casual hay que darse al amarillo pollo), basta poner unos buenos ejemplos para tener como referencia y dejar que vuestra imaginación ayude en el resto. Máxima Zorreguieta es un experta en este color, en la imagen de arriba la vemos combianndo pamelaza a juego. Demostrando el poderío de ser princesa. Uma Thurman vistió acertadamente este tono en la premier de la película 'Ceremony' en Los Ángeles (¿no mataríais por esa gabardina convertida en vestido? Simple, pero elegante). Y Taylor Swift (de lo más juvenil y realzado con un rouge de labios que da el toque maestro) se lo puso para la fiesta que Vanity Fair organizó tras la última gala de los Oscar.
Pero para que haya buenos ejemplos en esta vida también tiene que haber los malos. Grandiosamente malos. No todo son aciertos. De entre los looks que sólo imitaréis bajo vuestra cuenta y riesgo está este vestido capa que llevó Paris Hilton a la presentación de su colección en Nuevo México (¿en qué momento se le ocurrió que una manga/capa era una buena idea?) El mono de la cantante británica V. V. Brown, que más bien imita a un Ferrero Rocher andante, también es un buen ejemplo. Por no hablar del disfraz que la actriz Kate Walsh llevó el día de su cumpleaños en el mes de abril. Sí no es su ropa habitual para un evento... pero seguro que habéis visto en la calle gente que se lo ha puesto en serio.
Así que, ya sabéis. Para triunfar este verano hay que brillar. Todo al oro, brindando con una copita de champán. Puro lujo centroeuropeo.