Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las extravagantes y a menudo insalubres dietas de las famosas

Tratamientos de choque, sistemas de puntos, potitos y atentados contra la salud
Mantenerse como una sílfide hollywoodiense no depende (como suelen decir) de unos buenos genes, sino de una voluntad férrea a la hora de hacer dieta. Y ya saben que el universo está poblado de métodos de adelgazamiento... uno para cada objetivo, y muchos de ellos sin un objetivo más concreto que fastidiar nuestro día a día. He aquí cinco ejemplos:
La dieta del pomelo, por ejemplo, consigue adelgazar muchísimo en poco tiempo. Es un tratamiento de choque que hace que personajes como Kylie Minogue o Brooke Shields se pongan en forma para cualquier evento. ¿Y en qué consiste? Pues básicamente en zumo de pomelo por un tubo, lechuga, pechuga y prohibido picar entre horas. ¡Así adelgaza cualquiera! Y no se crean que es la más restrictivas, hay algunas dietas depurativas que tienen a las celebrities a base de líquidos durante días. Eso sí, vaya cuerpos serranos se les quedan.
Los "vigilantes del peso" o Weight Watchers (en España se ha traducido por entulínea) acaban de alzarse con el podio dietil americano. El cuerpo de Jennifer Hudson se moldeó gracias a su sistema basado en puntos. Otras famosas que han pasado por los vigilantes son Jenny McCarthy, Tina Fey o Sarah Ferguson (a la que parece que no le ha funcionado del todo).  Cada alimento tiene una determinada puntuación, y cada persona tiene determinados puntos al día... ¡¡a sacar la calculadora!!
Gisele Bundchen, Kate y Pippa Middleton, Jennifer López (Pero NO Penélope Cruz, como nos ha heccho saber claramente) tienen algo en común: han seguido el método que impulsó el doctor francés Pierre Dukan. A pesar de que ahora su dieta baja en carbohidratos (y consistente únicamente en proteína durante la primera etapa) no está pasando por el mejor momento, las famosas han dado muestras de que funcionar, funciona. Otro caso es los riesgos para la salud (el hígado concretamente) derivados de la eliminación de azúcares, grasas y carbohidratos durante cierto tiempo.
¿A la felicidad a través de los videojuegos? Helen Mirren parece comprar la idea, y se ha hecho portavoz de un famoso videojuego que, efectivamente, te pone a hacer deporte para adelgazar. Obvio que luego tienes que moderar el piquito... pero aquí lo que importa es sudar el jamón. Han hablado maravillas de ella personas como Jessica Alba, que suponemos que la retomará tras su parto hipnótico.
Dejamos para el final la que suena menos creíble de todas: la de los potitos. Durante un tiempo se rumoreó que Jennifer Aniston la estaba llevando a cabo, pero rápido salió a desmentirlo. También han estado vinculadas a la alimentación infantil (sí, sí, potitos de los de toda la vida) Cheryl Cole, Reese Witherspoon y ahora mismo Lady Gaga, que parece estar volviendo a poner en el mapa el curioso (cuanto menos) sistema. ¿Un regreso a la infancia?