Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mismo vestido consigue ¡ocho portadas!

La firma italiana ha conquistado 48 portadas esta primavera
Todas las temporadas hay un vestido que le chifla a las estilistas. Se nota porque acaba por aparecer en todas las portadas (el año pasado, por ejemplo, fue el turno de Miu Miu). Este año creíamos que sería el look colorblock de Gucci, pero parece que Prada, la hermana mayor de Miu Miu, sabe engrasar bien su maquinaria y le ha llevado la delantera.
En total, la marca ha conseguido 48 portadas con sus looks de primavera. Ocho de ellas son con un vestido rosa, negro y naranja con rayas horizontales. Creedme, ocho portadas con el mismo look (en un mundo en el que cada revista necesita buscar su propia identidad y no publicar nada más tarde que los demás) es una barbaridad. Y tiene mucho mérito.
En la alfombra roja, sin embargo, no ha tenido tanto éxito (le faltan lentejuelas y detalles), pero aún así la pequeña Hailee Stenfield hizo de avanzadilla y se lo vistió en enero para los premios SAG. Eso sí: lo customizaron un poco más largo para la ocasión.
Entonces llegó el turno de Claudia Schiffer (tratando de volver a ser top) en Harper's Bazaar de Reino Unido, Zooey Deschanel seduciendo al público canadiense, Thandie Newton dando la nota de color o Amanda Seyfried presumiendo de cinturita de avispa... Y los hermanos pequeños, entre los cuales nos encantó la de Harper's Bazaar Singapur. Así hasta ocho apariciones en portada (en interior hay más. Así, de repente, recuerdo que Gwen Stefani también lo usó) que han hecho que ¡se agote el modelo! Que no cunda el pánico: Asos, vuestra tienda low-cost amiga, ya se ha encargado de hacer modelos inspirados en el original de Miuccia. No sé a qué estamos esperando... ¡a la felicidad por las rayas de colores!