Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cuánto pagarías por los zapatos de Dorothy del Mago de Oz o un vestido de Amy?

Las joyas de Elizabeth Taylor son la golosina de la temporada
Pocos años como este para portarse bien en la recta final de cara a las navidades. Solo así podríamos justificar el enorme desembolso de dinero que Melchor, Gaspar y Baltasar podrían llevar a cabo para hacernos felices. Joyas y vestidos de grandes divas del cine se subastarán próximamente. Crucemos los dedos porque los Reyes Magos pujen y nos lo dejen bajo el árbol.
Una de las subastas más golosas y exclusivas es la que Christie's hará de las joyas de Elizabeth Taylor. La actriz de los ojos violeta era adicta a las piedras preciosas y tenía una de las colecciones privadas más importantes del mundo. Todo eso se desmembrará más rápido incluso de lo que lo hizo la colección de arte que tenía Yves Saint Laurent. Por poner un ejemplo: Se estima que el diamante Krupp, de 33 kilates, uno de los primeros que le regaló Richard Burton, costará entre 2.5 y 3.5 millones de dólares.
Taylor tenía joyas hechas a medida para ella, como toda buena estrella.  Hay un diamante que incluso se bautizó como el Taylor-Burton, en forma de lágrima. Y un juego de tres que se llamaron los diamantes del ping pong, porque ella le ganó a Burton al juego de mesa. Pero también se hizo con una colección propia pujando ella misma. Fue así como consiguió el broche del Príncipe de Gales, que perteneció a Wallis Simpson y se estima que logre unos 800.000 dólares en la subasta que se celebrará el 14 de diciembre.
Un día después, el 15 de diciembre y durante tres días comenzará la venta "Icons of Hollywood". En ella se darán salida a los zapatos rojos de Dorothy en El Mago de Oz. También al anillo de diamantes que Joe DiMaggio regaló a Marilyn Monroe el día de su boda y un cuadro de ella a modo de pin up pintado por Earl Moran.
Kerry Taylor Auctions (los mismos que vendieron el único modelo con el que desfiló Kate Middleton) subastará en Londres el vestido con el que Audrey Hepburn logró su primer Oscar (gracias a Vacaciones en Roma). De él dicen que le llamaba su "vestido de la suerte". Es un caso curioso, ya que la actriz llevaba el modelo en las últimas escenas de la película y luego simplemente lo adaptó un poco para la gala de premios. El vestido, por cierto, no es de Givenchy (todavía no se había encontrado con su musa) sino de la gran Edith Head, una de las mayores diseñadoras de vestuario cinematográfico de la historia. Se estima que se recaudarán unas 60.000 libras esterlinas con el modelo.
Lo dicho, hay que portarse bien a ver si con intervención divina los Reyes nos dejan algo. Y no solo hay que pujar por la crème de la crème. Entre las curiosidades y memorabilias de los famosos pueden encontrar en venta un retrete firmado por Lady Gaga, un dibujo de John Lennon y Yoko Ono (poco interesante por cierto, pero de él se han subastado hasta dientes picados), un disco de platino de Christina Aguilera o el vestido con el que Amy Winehouse aparecía en la portada de Back to Black. De todo hay en la viña del señor.