Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Para presumir de pechos, plántate un escote en pico

Estrellas y estrelladas apuestan por el escote más difícil
Cualquiera os lo diría: buscad camisas y vestidos que tengan escote en forma de V para presumir de pechuga. Y cuanto más pronunciada mejor. Pero ¡ojo! Aunque es una alerta de tendencia en toda regla (por lo que no os estarían engañando) tiene truco. Si una no sabe cómo vestirlos y combinarlos puede acabar siendo objeto de escarnio público.
¿Ejemplos? Venga, uno fácil: Tori Spelling (arriba a la izquierda). La que fuera Donna en Sensación de Vivir sigue las premisas de la pasarela a rajatabla con un vestido de un azul klein de Marchesa maravilloso y un escote que acaba en la cintura pero... ¡zas! ¡Toma pechos mal operados que deslucen todo el esfuerzo estilístico! ¿Acaso nadie le ha comentado nunca las vicisitudes de elegir ropa con ese pecho?
Podría aprender de los ángeles de Victoria's Secret, que superan cum laude la difícil asignatura. Alessandra Ambrosio (arriba a la derecha) lo soluciona con un bikini de triángulo debajo mientras que Miranda Kerr parece presumir de senos cincelados por los dioses (o por las bondades de la lactancia). En ese estrato superior todo flota en armonía.
Nuestra internacional Paz Vega también ha tomado nota del truco del almendruco y se ha puesto en modo V, pero de una forma mucho más discreta y cubierta por su larga melena morena. Así no hay fallo posible. Rachel McAdams (a la izquierda) prefiere desviar la atención de su mínimo escote hacia la mirada... ¿sombra amarilla? Eso despista a cualquiera. Y finalmente una listísima Hayden Panettiere se decanta por el moreno natural de sus topless habituales con un escote en pico con transparencias. Eso sí: unas tiritas para tapar los pezones y evitar que los flashes recojan imágenes de las que luego se arrepienta.
Así que no os engaño: el escote en V viene con millones de opciones bajo el brazo, pero hay que saber llevarlo. Sobre todo por eso de no mutar en cuadro barroco.