Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Otra vuelta de falda

Cuando pensábamos que Hervé Leger había conquistado el mundo de forma definitiva con sus vestidos ajustados, una nueva vuelta de tuerca nos recordó que el sentido cíclico de la moda no perdona: ahora toca volver a las faldas con volumen.
Como María Antonieta (sin tanta fruslería), como el modelo 'bar' de Dior en 1947 o las Pink Ladies de Grease. Nuestras celebrities toman inspiración en cualquier referencia con volumen para plantarse en las alfombras rojas con el último nuevo (viejo) grito.
sdfsdfs

Dita Von Teese, como siempre, elige un modo clásico de hacerlo. Muy años 40 en su vestido por debajo de la rodilla aderezado con unos correctísimos zapatos salón. Emma Stone se fue a las reminicencias de la alta costura en el estreno de Spiderman, de un modo similar al de Diane Kruger. La alemana se afrancesó para la presentación de alta costura de Chanel y se enfundó hasta un beret.
afas
La versión española también tomó nota. Almudena Cid se presentó hace poco con un vestido ajustado hasta la cintura y de falda ancha (perfecto para disimular caderas, aunque a ella no le haga falta) muy similar en los tonos al que le vimos a Lana del Rey hace tan solo unos días. ¿No se está Amy Winehousizando un poco?.
Pero la cosa no se queda en tonos verdosos. Clemence Poesy sorprendió a propios y extraños con el rojo carmesí de su vestido con volumen; Leticia Dolera prefirió el blanco hueso y la diva del extrarradio Kim Kardashian prefirió un azul marino en forma de falda. El caso es dar volumen, sea del color que sea.