Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casarse en la finca familiar es tendencia: cinco bodas vips que lo confirman

Fincas bodasdivinity.es

Una de las últimas bodas vip, la del periodista Álvaro Lama, terminó por confirmar lo que llevamos un tiempo sospechando: las fincas familiares se alzan como la opción favorita entre los famosos para dar el 'sí quiero'. Entre las ventajas, la opción de personalizarlo todo y la intimidad de un entorno privado. También lo hizo Lordes Montes, Alejandro Santo Domingo o el hijo de Ana Rosa Quintana. Descubrimos, a través de estas bodas VIP, las claves para que todo sea un éxito.

Francisco Rivera y Lourdes Montes escogieron como lugar de celebración para su boda civil la finca que la familia Ordóñez tiene en Ronda. La entonces novia confesó su deseo de crear dos ambientes y de que, al ser en el campo, el estilo fuera muy rústico. El cátering lo sirvió Gran Café de París, propiedad de su tío Manolo Juliá y fue un almuerzo de pie. Esta es una de las grandes ventajas de celebrar el enlace en una finca familiar, la posibilidad de hacer en este espacio lo que se quiera, desde la fórmula del banquete, hasta la decoración. En muchas fincas especializadas en boda, se trabaja con ciertos proveedores en exclusiva, haciendo en ocasiones, más complicado la posibilidad de contar con lo que tú quieras. 
Consejo Divinity:
Rodearte de muy buenos profesionales de confianza -familia o no- para que todo salga como esperabas. 
Fincas para bodas
El pasado mes de mayo se celebró en Granada una de las bodas de la jet set del año. Alejandro Santo Domingo -segunda fortuna de Colombia- y Lady Charlotte -descendiente del cuarto Duque de Wellington- escogieron como escenario para su boda el pequeño pueblo de Íllora. Hasta allí se trasladaron príncipes, aristócratas e integrantes de la socialité más exquisita de todo el mundo. Una vez más, la privacidad de una finca familiar fue la opción escogida por los novios. Un palacete del siglo XIX que ha pertenecido durante generaciones a la familia Wellington. La preparación del espacio fue a conciencia, empresas de albañilería, carpintería y electricidad trabajaron días antes para ponerlo todo a punto. En su caso  la personalización fue total, desde una vajilla artesanal encargada a Le Cube Deco, pasando por antigüedades traídas para la ocasión por El Nido Singular, hasta una decoración espectacular gracias a las flores de Rocío Dávila Ponce de León y a la diseñadora de eventos de El Jardín de mamá Ana. 
Consejo Divinity:
Ojo con el presupuesto. Ante un espacio vacío, muchas veces con carencias de infraestructura para un evento de muchos asistentes, los gastos se disparan. Hay que priorizar necesidades y adaptar las necesidades del lugar a las expectativas que teníamos. Fíate de los proveedores, un equilibrio entre tener las ideas claras y estar dispuesta a cambios de planes serán clave para que todo salga perfecto, sin que tu boda se convierta en una de las más caras de la historia. 
Fincas para bodas
Unos meses después, otra boda de la jet se celebraba en territorio andaluz. Yago Matossian e Isabel Muñoz de Rojas se daban el 'sí quiero' en Antequera (Málaga). Para la celebración, todos los invitados se trasladaron a la finca familiar de la novia. Fue una boda íntima, organizada en el jardín de la casa con una decoración relajada, a cargo de su hermana -cofundadora del estudio de paisajismo Rent a Garden- y con cátering de Alda & Terry. 
Consejo Divinity:
Crear la atmósfera deseada. Ya que contamos con un espacio que podemos personalizar a nuestro gusto, invierte tiempo en encontrar a la wedding planner o al decorador que más se adapte a lo que buscas. Si no tienes en la familia a nadie que se dedique a esto ni a ninguno de vosotros os interesa especialmente, actualmente hay muchas opciones, por lo que podrás escoger la que más te guste. De ellos dependerá que el resultado sea tal y como habías imaginado. 
Fincas para bodas
Hace una semana, se celebraba en Denia la boda del periodista Álvaro de la Lama y Emilia Alfaro. Tras la ceremonia, todos se trasladaron a la finca familiar de ella. Allí, los invitados disfrutaron de diferentes ambientes perfectamente recreados para que los asistentes tuvieran rincones en los que charlar y estar a gusto. No faltaron platos de la gastronomía de la zona, como los arroces, y los cócteles y la buena música fueron claves para que la boda fuera redonda.
Consejo Divinity:
Gastronomía y música serán los dos elementos claves para el éxito rotundo de tu boda. No dejes que todo tu presupuesto se vaya en acondicionar la finca y ponerla a tu gusto. Los invitados recordarán mucho más lo buena que estuvo la comida y lo mucho que disfrutaron bailando, antes que aquel rinconcito tan ideal con maletas antiguas.
Finca Alvaro
Otra finca ha sido escenario de una boda VIP. En esta caso, Extremadura fue testigo del trasiego de rostros conocidos para asistir a la celebración de la boda civil -que ya se realizó hace unos meses- del hijo mayor de Ana Rosa Quintana. Una propiedad de más de 40 hectáreas de monte a 2.000 metros de altura con robles centenarios y a la que se accede por una pista de tierra. El punto rural y la privacidad están asegurados.
Consejo Divinity:
En casos como este, en los que la finca está en medio del campo, ten en cuenta el medio de transporte para los invitados. Contrata autobuses que pueden trasladarlos a todos y cuenta además con una zona de párking, para los que decidan llevar su propio coche. Para las invitadas, si está previsto que llueva o la superficie está cubierta de césped, prepara como detalle unos cubre tacones para que sus zapatos no se estropeen en un ambiente tan rural.
Fincas para bodas
Y si en la familia no contáis con ninguna finca y te encantaría tener la opción de celebrarla en un entorno así y con todas las posibilidades que esto ofrece, hoy por hoy hay muchas fincas disponibles en todas las provincias de España para ser alquiladas para este tipo de eventos. Así que, si te apetece organizar una boda en una finca privada al más puro estilo VIP que sepas que también puedes disponer de ella por unos días y celebrar la boda que querías. En este caso, nada como ponerte en manos de una buena wedding planner, quien además de todo lo demás, se encargará de encontrar el espacio que necesitas.