Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quieres un anillo de diamantes para tu boda? 10 cosas que debes tener en cuenta

latindivinity.es

"El diamante es el mejor amigo de la mujer", decía Marilyn Monroe, pero parece que los españoles no sabemos demasiado sobre estos pedacitos de carbono cristalizado. Al menos no tanto, según los expertos, como rusos, japoneses, chicos y estadunidenses, que los aman y tienen una tradición fuerte en usarlo como símbolo de poder y como inversión familiar. Pero, ¿cuánto cuesta un diamante? ¿Qué tamaño tiene un kilate? Hablamos de todo ello con dos gemólogos profesionales en el The Diamond Palace, un lujoso centro de cuatro plantas en el centro de Barcelona.

¿Cuánto más grande, mejor?
No. Más grande no siempre es mejor. Es decir, no solo el tamaño de la piedra delimita la calidad… y el precio posterior. De hecho, un diamante de 0.5 kilates puede ser más barato que otro de 0.30. ¿Por qué? Se debe a las conocidas ‘cuatro c’: color (colour), pureza (clarity), peso (carat) y la talla (cut). El precio de la piedra depende de la combinación de esos cuatro factores. Y hay una tabla que lo califica perfectamente (en la foto de abajo). Por ejemplo: los diamantes de colores son más caros, por especiales. Los opacos, más baratos. Y las inclusiones de otras piedras y pequeñas grietas dentro del diamante (clarity) bajan el precio.
diamantes
¿Cuánto cuesta un diamante de un kilate?
Una piedra de 0.30 kilates de calidad buena, podría costar unos 600 euros. Pero el precio no sube linealmente, sino exponencial. Un diamante de un kilate, de pureza media, color blanquecino y talla buena puede rondar los 10.000 euros. Pero insistimos, cada pieza puede tener un precio dependiendo de sus ‘cuatro ces’. El engarce de la piedra en un anillo de oro blanco es gratuito en muchos centros como gesto hacia el cliente
diamantes
Pero, ¿cuánto es un kilate?
Para hacerte una idea rápida, lo mejor es guiarse por el diámetro de la boquilla de un cigarrillo. Eso mide aproximadamente un diamante de un kilate de talla de brillante (la más usual, con 57 caras). La talla puede tener esa forma o marquesa, oval, radiant, corazón, esmeralda, pera, princesa o triángulo. El gemólogo es quien suele decidir qué talla da a cada piedra para poder sacarle el mayor rendimiento posible.
¿Cómo influye la talla en el precio?
Cuando se empieza a tallar un diamante, nunca se sabe cuál va a ser el resultado final porque, por ejemplo, no siempre la claridad es la esperada una vez que se comienza a limar. Existe un 'rapaport' oficial (una lista que indica los precios) que sale cada dos meses en Nueva York, que depende de la bolsa de diamantes. El gemólogo es quien decide qué valor de las 'cuatro c' sacrificar para que salga la pieza final más valiosa. Por ejemplo, muchos diamantes son tallados con forma de corazón porque tienen pureza y claridad alta pero también una inclusión de otra piedra: si le quitas esa única 'mancha', el diamante ganará en pureza y en precio. También puede decidir que merece más la pena partir un diamante en varios tamaños.
diamantes
¿Cuál es la diferencia entre un brillante y un diamante?
El diamante es la piedra. El brillante es el nombre que se le da a una talla específica de la más de media docena de ‘cuts’ diferentes que hay. Un diamante de talla brillante siempre tiene 57 facetas.
diamantes
¿Hasta cuántos kilates recomiendan los expertos que sea un anillo?
Todo depende de los gustos, ganas de mostrar y equilibrio entre comodidad y seguridad que el potencial comprador esté dispuesto a tolerar. Los expertos aseguran que tres kilates es un límite recomendable para un anillo. Más podría resultar demasiado ostentoso para una mano y hasta peligroso por posible robo. De ahí en adelante recomiendan engarzarlo en colgantes.
diamantes
¿Un diamante negro? ¿Rojo? ¿Amarillo?
Sí. Los diamantes no solo son blancos y cristalinos. Estos caprichos de la naturaleza suelen ser además los más caros. El Red Cross amarillo de Sudáfrica, con sus más de 205 kilates, fue vendido por más de tres millones de dólares. O el Espíritu de Grisogono, de 312 kilates (500 antes de ser cortada), el diamante negro más grande del mundo. La mayoría de las veces, su precio es incalculable y se fija en una subasta.
Atención a las imitaciones…
¿Cómo sabes al ojo si es diamante o si es otra piedra, como una circonita o un zafiro blanco? Por el índice de reflacción, es decir, la velocidad a la que pasa la voz por la piedra, que en el diamante (carbono puro cristalizado) es 2.42. Además, hay un bolígrafo de láser que usan los expertos y lo identifica al instante. Sin embargo, hay imitaciones más baratas con materiales sintéticos que se lo está poniendo difícil a los que saben: a veces incluso ellos mismos no detectan los fraudes.
¿Qué es un diamante ético?
Si has visto la película 'Diamantes de sangre', de Leonardo di Caprio, ya sabes lo que son los ‘diamantes de conflicto’, es decir, piedras en bruto (sin tallar) que han sido utilizadas ilegalmente para financiar guerras. Para evitarlo, varios gobiernos y ongs presionaron a las principales empresas de diamantes para regularizar el sector. ¿Cómo? Creando el Certificado Kimberley, ‘los papeles’ de cada diamante. Desde el 2003, los joyeros españoles solo importan piezas con ello.
diamantes
¿Cómo funciona la bolsa de diamantes?
Como la del oro. Estás las principales empresas del sector y los precios van fluctuando según la ley de la oferta y la demanda. Tel Aviv, Nueva York y Amberes mueven miles de millones de dólares.
Entonces, ¿se puede negociar el precio de un diamante en la tienda?
Si la tienda es representante de alguna de las bolsas de diamantes del mundo, como por ejemplo este The Diamond Palace, el precio suele ser negociable, sobre todo por arriba de un kilate. El engarzamiento (el soporte de oro) sale gratis a partir de un precio mínimo.
¿Hay minas en Europa?
No. Casi todas las minas están en África, Rusia, Brasil o Australia.
diamantes
Los gustos en materia de diamantes, ¿son diferentes según el país?
Según los expertos, cada nacionalidad encara la compra de un diamante de un modo diferente. Los rusos, por ejemplo, van buscado piezas de cuanto más tamaño y brillo mejor. A los japoneses les gusta más, sobre todo, que se vea bien la talla del diamante por todos los lados, de ahí que suelan pedir monturas de anillos que deje al aire las facetas del brillante. A los norteamericanos les gusta invertir y no hay familia pudiente en los antiguos países soviéticos que no herede un diamante de generación en generación como icono de clan. ¿Y los españoles? Parece que nosotros miramos que sea barato; o al menos un equilibrio muy ajustado entre tamaño y precio.
diamantes