Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La de Melanie Olivares y otras bodas boho-chic: errores y aciertos de las famosas

Ap bohodivinity.es

Hace unos días Melanie Olivares se daba el 'sí, quiero' al músico Gorka González. El estilo escogido por la actriz fue el boho-chic, que desde hace años es el favorito por muchas VIP pero que a lo largo de los años ha sufrido variaciones. Hacemos un repaso por la famosas que eligieron este estilo y te decimos qué se sigue llevando y qué otros detalles pasaron a mejor vida.

El pasado 30 de julio Melanie Olivares reunía a sus familiares y amigos a las afueras de Madrid para que le acompañaran en su boda con Gorka González. Una finca en Galapagar fue el escenario en donde la actriz apareció acompañada de sus dos hijas y la de Gorka González camino al altar. Para el gran día llevó un crop top con encajes de Rosa Clará, el pelo suelto y un maquillaje de lo más natural. Es el perfecto Boho-Chic y el que es tendencia actualmente. La clave de este look es la sencillez de los complementos y un peinado que aparente una improvisación total.
Boho-chic
Si bien este es un estilo que no es nuevo, ya que lleva años instalado en la moda nupcial, ha sufrido variaciones y lo que antes era el no va más, ahora ha quedado relegado a la horterada más absoluta. ¿Un ejemplo? El tocado que llevó Ariadne Artiles en el 2005, en su boda con Fonsi Nieto. Para entonces la modelo llevó un vestido del fallecido Manuel Mota para Pronovias de estilo bohemio pero con detalles como cristales de Swarovsky y encajes que enriquecían el vestido. El complemento de la cabeza es el que más desfasado se ha quedado hoy día. Una mantilla de encaje colocada sobre la cabeza a modo de casquete.
Boho-chic
Anna Ortiz, también escogió este complemento para su boda con Andrés Iniesta. Fue en el 2012 y esta especie de casquete realizado con tul y con fruncido en un lado seguía siendo aceptado para el boho-chic como perfecto compañero. En el 2005 fue el accesorio perfecto. En el 2012 ya no sorprendió a nadie pero hoy lo mejor es lucir melena al viento, ligeramente despeinada, y nada más.
Boho-chic
Incluso la corona de flores, que acompañó al vestido de estilo bohemio de Tatiana Santo Domingo en su boda civil con Andrea Casiraghi, se ha quedado demodé. En el 2013 era de obligado acompañamiento una corona de flores en cualquier vestido de novia de estilo boho-chic que se preciara. Sin embargo, y desde entonces, ha sido tal el uso indiscriminado de este accesorio que ha perdido su razón de ser.
Boho-chic
Otro de los cambios importantes a tener en cuenta si estás pensando en llevar un estilo como este el día de tu boda es que la variedad de vestidos y materiales va más allá del encaje blanco y el corte ibicenco. Fue Poppy Delevingne, hermana de la modelo Cara Delevingne, quien sentó cátedra al respecto cuando en 2014 y para su boda en Marrakech llevó un vestido de corte campestre con flores de colores bordadas inspirado en los años 70. Diseñado por Emilio Pucci se convirtió en la máxima expresión del boho-chic.
Boho-chic
Hoy por hoy, uno de los rasgos definitivos del estilo boho-chic más actualizado es la utilización del dos piezas. El crop top elegido por la actriz Melanie Olivares para su reciente boda, es la clave fundamental del look. El juego de encajes y transparencias entre la parte de arriba y la falda, las siluetas interrumpidas y ese aspecto relajado que da esta fórmula de vestido pudiendo combinar diferentes estilos y tejidos en cada una de sus piezas, es lo que termina de definir el actualizado estilo bohemio. El resto de complementos, o la casi ausencia de ellos, hace el resto.