Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nixon, la Bridget Jones española: "Hay una delgada línea entre el amor y el desamor"

Ay, el amor. Cuánto se ha escrito sobre él, desde Garcilaso de la Vega hasta Alejandro Sanz. Desde las sesudas novelas de Mario Vargas Llosa al papel cuché que ahora protagoniza. Habíamos creído incansablemente en él con las longevas relaciones de Antonio y Melannie, o la de Brangelina y, de repente, en un puñado de meses, el mundo se nos ha caído encima. ¿No eran las parejas perfectas? ¿No eran los ejemplos de que sí, el amor puede ser para toda la vida? En estas circunstancias, cuando el desamor hollywoodiense se ha apoderado de nosotros, se acaba de publicar un libro que afirma desde el título que 'El amor no es un invento de los poetas'. Es la nueva novela de la colección Divinity Books. Hemos hablado con su autora, Rita Nixon. 

Ojos claros, menuda, desenvuelta y habladora, Rita Nixon nos atiende en una cafetería de Madrid. Es periodista y guionista de televisión y ésta es su primera novela, pero habla con tanta pasión de ella como cuando una madre habla de su bebé.
El amor no es un invento de los poetas. ¿El divorcio de Angelina y Brad no desactiva definitivamente esta afirmación?
No te negaré que ha sido un golpe duro para los románticos, pero existen otros referentes en Hollywood que siguen ahí: Tom Hanks, Beyoncé, Will Smith, Elton John… Podemos recurrir también a la ciencia, que de unos años para acá estudia los cerebros de personas perdidamente enamoradas y ha encontrado cómo en estos individuos se dispara la actividad de una pequeña zona de la base del cerebro que se pone a fabricar dopamina a cascoporro. El amor no es un invento de los poetas porque lo dicen los científicos.
divinitybooks
La protagonista del libro, Sol, descubre un buen día que su novio es gay. En mitad del desconsuelo, cree haber encontrado al hombre de su vida, pero resulta ser el hombre de la vida de su esposa. Y ante esta montaña rusa sentimental, Sol decide dejar de creer en el amor.
La gente quiere y malquiere: hay una delgada línea roja entre el amor y el desamor. Y, cuando uno está hundido en el desamor, quizá quiera creer que el amor no existe. O, más bien, que no existe en el grado de felicidad. Pero el amor hay que celebrarlo siempre, aunque sea desde el dolor. Chavela Vargas decía: "Ama sin medida, sin límite, sin complejo, sin permiso, sin coraje, sin consejo, sin duda, sin precio, sin cura, sin nada. No tengas miedo de amar, verterás lágrimas con amor o sin él". Vivir el amor y el dolor con pasión te hace estar más viva. Aunque eso no quita que en otros momentos intente ser pragmática, igual que lo intenta Sol en la novela. 
¿Es Sol es una Bridget Jones a la española?
Podría ser. No te voy a negar que ha sido un referente. Aunque ella es más joven que la actual Bridget Jones. Tiene 30 años. Es nerviosa, despistada, neurótica, torpe, hipocondriaca. Creo que ha quedado un personaje bastante divertido y que muchas mujeres pueden sentirse identificadas con ella, aunque no en su conjunto, sí en numerosas situaciones. También podría parecerse a Rachel o Mónica, personajes de una de mis series favoritas de todos los tiempos, 'Friends'.
El único varón que parece entender a Sol es su psicólogo. ¿Son los oráculos de nuestro tiempo?
Hace algunos años, plantearse ir al psicólogo por cualquier problema era un drama, un estigma. ¿Estaré loca? Ahora todos tenemos un psicólogo de cabecera y le hacemos partícipe hasta de nuestra lista de la compra. Se han convertido en una parte esencial de la sociedad, pero quería también mostrarlos desde el otro lado: los psicólogos también tienen problemas y no siempre encuentran las respuestas para solucionarlos.
DIVINITY BOOKS
Hay muchos referentes contemporáneos: Don Draper, Juego de Tronos, Ana Pastor, el Big Data, Podemos…
Claro, no hay que olvidar que la protagonista es una millenial. En la era de la información y de las redes sociales, Sol es periodista, estamos al tanto de todo casi al minuto. Hay una gran fiebre universal por las series, dicen que es la edad de oro de la ficción televisiva y Sol participa también de eso. Por otro lado, las efervescencia informativa y política también está presente, pero sólo colateralmente y para mostrar situaciones divertidas.
Una millenial con un padre Youtuber… 
Internet ha puesto patas arriba nuestra manera de comunicarnos, de informarnos, de consumir, de hacer negocios… y hasta de llevar la jubilación. Tengo la teoría de que la red da a cada uno lo que necesita. Aunque sea lo más extraño del mundo, porque siempre habrá alguien en alguna parte del planeta interesado en lo mismo que tú. Aunque parece que Youtube es cosa de millenials y gente jovem, hay personas mayores muy modernas que encuentran su nicho en la red. Conozco varios casos. 
¿Cuál dirías que es la situación ideal para leer este libro? 
Éste es un libro muy polivalente: te sirve tanto para hacer más corto el trayecto en metro entre casa y el trabajo como para dedicarle una tarde de domingo en casa. ¡Ojo! También se divertirán con ellas los chicos. Y aunque no trae instrucciones de uso, con una copita de vino cerca se disfruta aún más. ¡Que viva el maridaje! ¡Y el amor!