Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encuentro informal entre los herederos de las Casas Reales europeas

Herederosdivinity.es

Sin corbatas ni taconazos, en un ambiente desenfadado y sin estrictos protocolos, así ha sido el encuentro privado que los futuros Reyes de Holanda, Guillermo y Máxima, han organizado entre sus homónimos europeos.

El lugar elegido ha sido 'Het Oude Loo', un antiguo pabellón de caza situado en la localidad de Apeldoorn. Entre los asistentes, han estado los Príncipes de Asturias, la princesa Matilde de Bélgica, el Príncipe Haakon de Noruega, los Príncipes Victoria y Daniel de Suecia, la Princesa Mary de Dinamarca y los Duques herederos de Luxemburgo. Los grandes ausentes han sido Carlos de Inglaterra y Camilla, Mette Marit, Federico de Dinamarca y Alois, el heredero de Liechtenstein.
Felipe de Borbón y Letizia dan así muestra de que existe una buena relación entre la Corona española y el resto de monarquías europeas. La cercanía se va manifestando entre estos matrimonios, que dejaron a un lado la caduca costumbre de casarse entre miembros de alta cuna para elegir parejas sin títulos nobiliarios.
Como si de una quedada anual entre primos se tratase, a juzgar por la foto de familia que ha compartido la web de la Casa Real, la cita ha transcurrido con informalidad. Todos ellos pasaron de grandes trajes de gala, joyas y uniformes protocolarios, que cambiaron por vaqueros y jerseys, mostrando unos estilismos 'casual' que demuestran que las nuevas generaciones de regentes europeos llegan 'de buen rollo' y con una buena relación entre sus coronas.
Guillermo de Oranje se convertirá en el primer monarca varón de la corona de Holanda desde finales del siglo XIX el 30 de abril, día en el que se celebra 'La fiesta de la Reina' en los Países Bajos, en conmemoración al cumpleaños de su abuela, la Reina Juliana. Ésta fue también la fecha que su madre, la Reina Beatriz, escogió para ser coronada tras la abdicación de su madre. Desde entonces, el último día del mes de las lluvias se ha convertido en una fiesta nacional en el que las calles del país se visten de naranja, color holandés por excelencia.