Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La inolvidable noche de Bayona: rotura fibrilar, lágrimas y un hermano clon

La noche de Bayonadivinity.es

Inolvidable. Ese puede ser el adjetivo que describa la noche de Bayona, que se coronó como mejor director gracias a su segundo largometraje, 'Lo imposible'. Un emocionado Bayona recogía el Goya, que apenas permaneció en sus manos unos segundos, el tiempo justo para devolvérselo a la persona que le ha regalado esta historia, María Belón, protagonista real y coguionista de una cinta. Ya sin el galardón en su poder, Jota Bayona celebraba sus cinco Goyas hasta que algo interrumpió la fiesta. El director de 'Lo imposible' sufría un percance y terminaba la noche en un hospital debido a una rotura fibrilar en el gemelo derecho.

Cinco Goyas, rotura fibrilar en el gemelo derecho y pérdida de móvil. Ese es el resumen de la noche de Juan Antonio Bayona, que tras alzarse con el Goya a mejor director terminó en el hospital, tal y como explicó en su cuenta de twitter el director de 'Lo imposible'.
A las tres de al mañana, Bayona fue trasladado en ambulancia a un centro sanitario tras sufrir un percance durante la celebración que, suponemos, fue por todo lo alto.
Bayona sufre una rotura fibrilar en los Goya
Bayona, protagonista del momento más emotivo de la gala
La entrega del Goya al mejor director nos brindó el momento más emotivo de la noche. Un emocionado Juan Antonio Bayona recogía el 'cabezón', para entregárselo a María Belón, protagonista de la historia en la que está basada la cinta y coguionista de 'Lo Imposible'. "No me lo esperaba. Ya lo dije el otro día, no me considero el director de esta película me considero la persona que ha escuchado mucha gente, mucha gente que no puede estar aquí. Toda esa emoción, de toda esa gente que ha llenado los cines, esa emoción no me pertenece a mí, le pertenece a ellos. Este Goya le pertenece a quién representa a esas personas. Como dice María Belón. este Goya pertecene a 230.000 personas", decía Bayona que abandonaba el escenario para entregarle el Goya a María Belón.
Juan Antonio Bayona y Belón

De nuevo en el escenario, Bayona agradecía a todos los espectadores que han convertido a 'Lo imposible' en la película más vista del año. "Gracias al equipo, gracias a los 6.000.0000 de personas que la han visto en España a los 18 millones que la han visto en todo el mundo. El éxito de esta película no me haría feliz si no los sintierais vosotros como vuestro. Sufrimos 40 años de miseria y llegamos en el año 75 una nueva generación de directores para mirar hacia delante con ambición. Está bien hacer películas grandes, no significa ser arrogante igual que hacer películas pequeñas no significa ser pobre. El cine español necesita películas grandes , medianas y pequeñas y que vosotros os sigáis emocionando como nosotros nos emocionamos al hacerlas", finalizaba Bayona. 
Bayona y su hermano, dos gotas de agua
Si alguien pensaba que Juan Antonio Bayona era único e irrepetible, se equivocaba. El director acudió acompañado de su hermano, un auténtico clon que no pasó desapercidbido para la presentadora de la gala, Eva Hache, que no daba crédito al parecido físico del director de 'Lo imposible' con su hermano.
Juan Antonio Bayona y su hermano