Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Electric Nana: "La ensalada no puede ser sólo de lechuga, en la música igual: ¡a mezclar!

Se llama Mónica y tiene 27 años, pero seguro que la conoces por 'Electric Nana'. Eléctrica, así es ella, con un vozarrón que le valió en 2011 para sacar un single junto a Carlos Jean, y que ocupó el número 1 en las principales listas de música. Ahora pone la banda sonora a la campaña de verano de Divinity, con su propio disco, 'To Life', que nace de una campaña de crowfunding, y su single, 'Won't Stop'. Un canto optimista que tal y como dice ella, nace de una etapa de su vida en la que necesitaba gritarlo. Con el pelo rojo y sonrisa fácil, cualquiera diría que ha compuesto para cine, publicidad e incluso libros. 'Electric Nana' nos habla de esta nueva etapa, de lo que ha pasado hasta ahora y de lo que viene después.

Electric Nana
¿Cómo surge la canción 'Won’t Stop'?
Surge de un momento de mi vida en el que todo estaba un poco 'regulero'. La compuse para poder salir de ese agujerillo en el que estaba y es como un himno que hice para poder levantarme todas las mañanas.
Entonces es autobiográfica
Sí, la mayoría de mi disco lo es. Cada canción cuenta una experiencia, una anécdota graciosa, una locura que se me ocurría… En general, si todas las canciones del nuevo disco las pusieras en orden cronológico, son como un diario de mi vida cantado.
Define en tres adjetivos 'Won't Stop'
Vitalista, positiva, un reto.
¿Crees que es la más positiva que has compuesto hasta ahora?
No creo, pero sí es verdad que es la más fuerte en el mensaje y la más potente en mi vida personal. Es la que más me ha arrastrado a seguir adelante.
Electric Nana
Tienes un estilo musical bastante ecléctico. ¿Te sientes más cómoda en alguno en concreto?
Lo que más me gusta es mezclar cosas. Una ensalada no puede ser sólo de lechuga. La gracia que tiene la música es mezclar un montón de elementos. Si tuviera que decir qué te puedes encontrar en mi música, sería que no sabes nunca lo que te vas a encontrar. Del gran océano de cosas que podía contar, elegí lo bonito que es estar vivo y lo que merece la pena sufrir a veces para llegar a ese claro del bosque.
Es una visión muy vitalista…
Sí, estoy muy contenta con haber sacado un disco en el que transmito felicidad, risas… Estoy cómoda en ese registro, aunque engo otros registros emocionales, no estoy siempre contenta. (ríe) Pero para mi primer disco, quería un disco feliz. Me parecía bueno compartir esa felicidad.
Tuviste la suerte de trabajar al lado de Carlos Jean. ¿Cómo fue esta experiencia?
Llegó en un momento de mi vida en el que yo quería ser profesora de universidad y estaba estudiando un Doctorado. La verdad es que participé en el proyecto de Jean por las risas, nunca me había tomado la música como algo profesional. Pero finalmente ese proyecto fue lo que hizo que me decantara. Fue una academia 'express' de música y eso ahora me ha ayudado a crear la música que yo quiero.
Electric Nana