Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubén Pozo: "Cuando echo gasolina, si veo en alguna revista que está Leiva, me la compro"

Rubén PozoSandra Salinas

En Divinity ya estamos 'En Marcha'. ¿Con quién? Con Rubén Pozo. La mitad de Pereza, un tipo enamorado y loco por la música, por las canciones, por el sonido de la guitarra, “pero con el culo más 'pelao'.  Un tipo de calle , que te saluda con un 'ola ke ase', que brinda con un café, y que carga con su guitarra (que ocupa más que él). Un tipo que cree que se acercan tiempos de cambio, que no se siente solo en esta andadura, que sueña con el último capítulo del libro que ha leído, y que admira a Leiva. Un tipo que a pesar de haber tenido un parto duro, “en el que ha habido que utilizar fórceps’, ya ha dado a luz a su segunda criatura, su disco ‘En Marcha’.

¿Qué vamos a poder encontrar en ‘En Marcha’?
Pues once canciones mas una versión , que son canciones que he ido trabajando en estos últimos dos/tres años, y una producción más depurada con respecto a ‘Loq ue más’, mi disco anterior, y el resto hay que escucharlo para juzgarlo uno mismo
¿Por qué tendríamos que comprar el disco?
Porque te apetezca escuchar unas canciones con sello personal
Una canción del último disco con la que te quedes, que te encante y de la que no te vayas a cansar nunca
‘Esta es mi canción’
¿Por qué? ¿Qué tiene de especial?
Tiene ‘descampaos’. Me suena a ‘descampaos’ y estoy muy contento de que me haya salido a que suene a ‘descampaos’, no a descampados.
¿Estás contento con los resultados del disco?
Si, hostia… Hay mucho trabajo ahí detrás de ‘En Marcha’. Es el disco que creo que más trabajo me ha dado en mi vida, ya no solo en solitario, sino también de las bandas en la que he estado. Éste ha sido el parto más difícil. Ha habido que poner fórceps, pero ahora es una criatura hermosa, está creciendo muy bien, es muy bueno por las noches y duerme del tirón.
Rubén Pozo

¿Qué queda del Rubén de ‘Buenas noches Rose’?
Queda un tipo enamorado y loco por la música, por las canciones, por el sonido de la guitarra, pero con el culo más ‘pelao’.
En solitario..¿uno se siente solo?
No. Tienes gente alrededor con la que trabajas, y aparte tienes una banda. Aunque lo de ‘en solitario’ me gusta, me suena a ‘El Llanero solitario’.
Lo de ‘Pereza’ parecía un amor perfecto, incluso después de que os separarais en 2011.¿Qué significa Leiva para ti?
Bueno, pues es un amigazo, de esos que puedes contar con los dedos de una sola mano, y no sé, afortunadamente eso es intacto, ese núcleo de amistad total, y aunque musicalmente llevemos caminos separados, Leiva siempre va a estar ahí para mí como uno de los grandes amigos de ayer, de hoy y de siempre.
Rubén Pozo

¿Seguís teniendo la misma relación?
Bueno, no nos vemos tanto y tal, pero es de estas cosas que sabes que están latiendo ahí, que tampoco hace falta que estés regando la planta cada día.
Leiva y tú habéis sacado cada uno dos discos en solitario ¿Hay pique sano?
Los dos hacemos canciones...no creo que haya pique. Me gusta mucho verle por ahí. Cuando saca disco y eso, y cuando paro a echar gasolina y veo las revistas mientras estoy en la cola, si veo que está él ahí, en una entrevista, me la compro, y me mola.
¿Te molesta que la gente te reconozca por el de Pereza y no por Rubén Pozo?
No me molesta. Lo de Pereza es una cosa muy bonita. He sido muy afortunado por tener esa primera década de los 2000 que he tenido, estando en Pereza, todo lo conseguido…Nuestro pasado es lo que somos y lo que nos ha traído hasta aquí.
Rubén Pozo

¿Crees que es más difícil empezar una carrera en solitario, desde cero, sin haber formado parte de un grupo con tantísima repercusión?
Tiene sus pros y sus contras. Por un lado la gente ya te conoce, pero por otro lado ya te tienen como encasillado. Pero yo, personalmente, no me puedo quejar. Creo que es más duro no ser nadie, empezar de la nada. Bueno…las dos cosas son duras, la verdad.
¿Qué piensas del politiqueo de nuestro país?
Yo he sido una persona que no se ha preocupado para nada de la política hasta el 2012, en que empecé a ver y percibir unas cosas que no tuve más remedio que prestarle atención a lo que estaba pasando. Y bueno, diré que parece que se acercan tiempos de cambio. España está en crisis, el mundo está en crisis, y hay una parte del capitalismo, que no digo que sea malo, pero creo que debería tener como ciertas acotaciones. Este ‘todo vale’, si es para ganar dinero, creo que no nos hace bien a nadie.
¿Crees que si los políticos utilizaran el lenguaje de tus letras, más de ‘a pie de calle’, llegarían más a la gente?
Me da igual si llegan a la gente o no. Lo que no quiero es que mientan. Que sean honestos, y que trabajen para el pueblo. Luego, si saben hablar o no... supongo que para ser un líder, de ahí depende su carisma. Pero vamos, más que las expresiones que utilicen, lo que quiero es que sean honestos, que no roben, y que sean lo que se supone que tienen que ser: funcionarios al servicio del pueblo.
Rubén Pozo

Cuando compones ¿primero haces la letra y luego le pone música, o al contrario?
Por lo general suelo hacer una letra y la trato de poner música, pero hay ocasiones en que esa plantilla de trabajo me la salto, y bueno ni si quiera pienso en plantilla. Hay veces que por circunstancias del momento me pongo a tocar la guitarra y a cantar algo y de repente, como en una hora o así, he escrito una canción y no me he dado cuenta de que estaba escribiendo una canción, y me sale la letra y la música a la vez. Me gustaría que todas las que me salieran fueran de este tipo y salieran tan rápido y tan a la vez, porque con las otras hay veces que tardo días, semanas meses…hay veces que tardo incluso años.
¿Qué te sirve de inspiración para componer?
No tengo ni idea de qué pienso cuando compongo. Es algo que me sucede, me sorprende…no existe métodos. A veces sucede de una manera, a veces de otra…Igual esta tarde voy a casa después de esta entrevista, me pongo a tocar algo, me quedo con un motivo melódico a guitarra y mañana le pongo la letra…es que no lo sé.
¿Cómo sabes que esa canción puede funcionar?
Pienso en que me emocione a  mí. Si a mí me llega, para mí está bien. Tú eres tu propia cobaya, te testas contigo mismo.
Rubén Pozo

¿Qué escuchas en tus días tristes y en tus días alegres?
En mis días alegres escucho J. J Cale, y en mis días tristes, J. J Cale
¿Una ciudad para estar de gira?
Qué preguntas tan fáciles y cuánto tardo eh…(risas). Quiero decir algo guay, pero no sé qué decir…Cuando estás de gira realmente no te da mucho tiempo a ver nada de la ciudad, por muy bonita que sea….Entonces no sé, casi me quedo con que el sitio donde toco sea chulo, que esté todo bien, que lo tengan todo en regla y sobre todo que tenga buen sonido.
Eres articulista de la revista Rolling Stone ¿cómo compaginas la pluma y la guitarra?
Soy ‘paranoiero’. Solo tengo que escribir 2500 caracteres al mes. Tengo una columnita ahí y si no lo compaginara sería para matarme. No soy periodista musical, no soy articulista de revista de música. Yo escribo mis paranoias, siempre trato de que hablen de la música, que tengan algo que ver con la música. Lo envío por email y de momento me las publican todos los meses desde hace ya años. El día que me digan ‘hasta aquí hemos llegado, gracias por todo esto’, dejaré de escribir esas columnas y adiós muy buenas.
Rubén Pozo

¿Qué le da realmente miedo a Rubén Pozo?
Que el miedo a hacer algo me paralice y no lo haga.
A lo largo de tu carrera ¿qué te ha enseñado la vida?
Que nunca dejas de aprender, y que mientras que tengas eso en la cabeza es que lo estás haciendo bien
¿Con qué sueñas?
Con el último capítulo del libro que me estoy leyendo
Rubén Pozo