Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 3: La decoración

Descorazonamos nuestros cupcakes con un descorazonador de manzanas. Nos debería de quedar un agujerito perfecto para rellenarlos con nuestro puré de frambuesas naturales. Una vez rellenados, volvemos a colorar el taponcito de cupcake que nos hemos quitado. Después rellenamos la manga pastera con el merengue, en esta ocasión utilizaremos una boquilla de estrella pero con más puntas de lo habitual. Ya estamos listos para empezar a decorar nuestros cupcakes y como siempre empezamos de fuera para adentro en el sentido de las agujas del reloj. Por último le pasamos un poco el soplete para conseguir un resultado perfecto.