Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nubes caseras

nubesdivinity.es

En esta ocasión Alma Obregón nos enseña su receta favorita, nos enseña a preparar nubes caseras. Abróchate el delantal y toma nota.

Ingredientes
4,5 cucharaditas de gelatina neutra en polvo
120 ml de agua fría
150gr de azúcar blanco
120 ml de sirope de maíz
60 ml de agua
2 cucharaditas de aroma de fresa
Colorante rosa en pasta

Paso 1: Eleboración de las nubes
Deshacemos la gelatina en agua fría durante 5 minutos. Mientras se disuelve calentamos en un cazo el azúcar con la mitad de nuestro sirope de maíz y el agua. Lo calentamos hasta que alcance 115-120 grados. Aprovechamos para ir echando el resto del sirope de maíz en el bol de la batidora y metemos el agua con gelatina unos 30 segundos en el microondas. Empezamos a batir el sirope y le añadimos la gelatina. Cuando esté caliente nuestro almíbar se lo añadimos también. Batimos cinco minutos a velocidad media y otros cinco minutos a velocidad máxima. Cuando ya hemos conseguido la textura adecuada, le añadimos el aroma de fresa y el colorante rosa, y batimos otro poquito.
Ya tendríamos lista la masa para realizar las nubes, pero Alma nos enseña a preparar tres formas muy chulas para nuestras nubes. Para conseguirlas, rellenamos dos mangas pasteleras con la masa. En la primera utilizamos una boquilla redonda y otra con boquilla de estrella. Engrasamos las bandejas del horno con un poco de manteca vegetal y hacemos unas nubes en forma de rosetones, igual que cuando adornamos nuestros cupcakes. También los podemos hacer con forma de corazón o con forma de estrellas con ayuda de la boquilla con dicha forma.
El truco final para que dejen de estar pegajosos, cogemos el azúcar glacé y la harina de maíz, lo mezclamos y se lo tamizamos por encima. Tenemos que dejar reposar nuestras nubes durante 6 horas.