Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 2: El bizcocho

Qué la mantequilla esté a temperatura ambiente va a ser la clave para que nos salga bien el bizcocho. A la mantequilla le añadimos el azúcar moreno y lo mezclamos muy bien, y poco a poco vamos añadiendo los huevos uno a uno. Mientras que todo se está mezclando en la batidora, tamizamos la harina con la levadura y lo añadimos a nuestra masa. Para conseguir una mejor textura del bizcocho vamos a intentar batir a una velocidad baja una vez que añadimos la harina. Solo nos falta añadir la ralladura de naranja. Ha llegado el momento de rellenar los moldes y lo primero que tenemos que hacer es engrasar los moldes. Después intentamos repartir la masa de manera homogénea en los tres moldes. Con ayuda de una espátula esparcimos la masa por todo el molde intentando poner un poquito más en los bordes que en la zona central. Lo horneamos unos 25 minutos a 180º con el calor arriba y abajo.