Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 3: El almíbar

Ya deberíamos tener listo los bizcochos y puestos a enfriar sobre una rejilla. El almíbar lo que va a conseguir es que nuestros bizcochos estén mucho más jugosos y con un sabor a naranja más intenso. Comenzamos mezclando el agua con el azúcar en un cazo, el tiempo no es estándar, dejarlo hasta que el azúcar se disuelva. Mientras podemos aprovechar para igualar la altura de los bizcochos con altura de la lira. Cuando esté el agua con el azúcar le añadimos la ralladura de la media naranja y procedemos a almibarar los bizcoches (se puede hacer con los bizcochos fríos o calientes). Con ayuda de un pincel vamos pintando los bizcochos.