Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso1: El bizcocho

En un bol, mezclamos el aceite y el azúcar moreno. Utilizamos este tipo de azúcar porque le da sabor a caramelo y una textura mucho más jugosa. Añadimos los huevos y mezclamos,  a mano o con la batidora, hasta que la mezcla quede totalmente homogénea. Si no podemos tomar huevo lo podemos sustituir por puré de manzana o un plátano machacado. Tamizamos la harina y la añadimos a la mezcla junto con la levadura. Por último, aincorporamos la vainilla en pasta y acabamos de mezclar. Engrasamos los moldes con mantequilla o spray desmoldante y los rellenamos con la masa. Para estas medidas, utilizaremos tres moldes de 15 cm. Horneamos a 180 grados durante 25 minutos.