Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Paso 2: El merengue y el sirope

Queremos conseguir un merengue blanco por lo que vamos a utilizar azúcar blanco. Primero elaboramos el sirope y para ello, echamos en una cacerola el azúcar, el agua y el sirope de maíz, y lo ponemos al fuego hasta que alcance unos 115 grados. Mientras tanto podemos ir preparando el merengue. Montamos las claras hasta conseguir un punto de nieve y añadimos el sirope al mismo tiempo que seguimos batiendo hasta conseguir que el merengue quede brillante.