Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Falsos cupcakes helados

cdivinity.es

En esta ocasión, Alma nos enseña a preparar unos cupcakes que simulan unos helados. Al contrario que en los clásicos cupcakes, aquí se puede comer todo... ¡hasta el envoltorio!

Ingredientes:
Para la masa:  12 cucuruchos de culo plano, 60 ml de aceite, 170 gr de azúcar moreno, 115 gr de harina, 50 gr de cacao en polvo, una cucharadita y media de levadura en polvo, un huevo grande y 75 ml de leche, una cucharadita de extracto de vainilla, 75 ml de agua y 100 gr de chips de chocolate
Para la crema: 200 gr de azúcar glace, 200 gr de mantequilla  y dos cucharaditas de vainilla en pasta
Paso 1: La masa
En un bol, mezclamos el aceite, el azúcar moreno y el huevo. Añadimos la harina tamizada con el cacao y la levadura y mezclamos. Para facilitarnos la tarea, añadimos la leche poco a poco. Cuando este bien mezclado, añadimos el agua hirviendo. El agua ayudará a que el bizcocho sea más esponjoso. Por último, añadimos la vainilla y los chips y removemos. Una vez la masa esté lista, la introducimos en los conos. Nos ayudamos con una cuchara de helado de 49 mm para que crezca justo hasta el borde de los conos. Dependiendo del tamaño de los chips nos saldrán de 12 a 14 cupcakes. Horneamos a 180º durante 20 minutos.
Paso 2: La crema
Mezclamos la mantequilla con el azúcar glace bien tamizado y batimos durante unos cinco minutos. Cuando esté casi blanco, añadimos la vainilla en pasta y terminamos de batir hasta conseguir una textura de helado.

Paso 3: La decoración
Con los conos ya fríos, les hacemos un agujero en el centro con ayuda de un descorazonador de manzanas y los rellenamos con el sabor que más nos guste. Le ponemos la tapa y los cubrimos con una buena capa de crema para no ver la base. Después, los bañamos con los sprinkles de varios colores. Les damos un toque final metiendo la crema en una boquilla con punta de estrella.